Las mayores polémicas de Bartomeu cuando fue presidente del Barcelona

Josep Maria Bartomeu, anterior presidente del Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España, también identificado solamente como el Barça, una de las instituciones más llamativas que se ha podido ver en esta última década gracias a su lindo, característico y popular estilo de juego, el cual les ha permitido alcanzar la gloria en reiteradas oportunidades ante rivales de peso en Europa, tales como la Juventus de Turín de la Serie A de Italia, el Bayern Múnich de la Bundesliga de Alemania o el París Saint Germain Football Club de la Ligue 1 de Francia, más influyentes que se ha logrado presenciar en toda la historia del balompié mundial a través de sus millones de seguidores distribuidos en diversas partes del globo terráqueo y más ganadoras que ha podido observarse en toda la existencia de la humanidad, producto de sus incontables y numerosos trofeos en las inmensas vitrinas del mítico Camp Nou, uno de los recintos deportivos más respetados, atractivos e imponentes de toda esta disciplina tan practicada en todo el planeta, en el que grandes equipos han tocado el cielo con sus manos o también han terminado descendiendo hacia lo más oscuro y tenebroso del pozo de la muerte por medio de derrotas dolorosas e históricas, se ha hecho tendencia en las últimas horas en las diferentes redes sociales y medios de comunicación del mundo, tras ser detenido el pasado lunes 1 de marzo en horas de la mañana, junto con el exdirector del área de la presidencia, Jaume Masferrer, y del actual director general del club, Óscar Grau, por la policía catalana por presunta administración desleal y/o corrupción durante su tiempo al mando de la institución azulgrana, dejándoles nuevamente en el ojo del huracán y a las puertas de una larga, triste y lamentable condena a prisión por unos cuantos años, para de esta manera, terminar de ensuciar sus nombres y llevarles directamente a los libros de historia del equipo culé como los peores directivos que se ha podido presenciar en los 121 años de fundación de la institución blaugrana, el cual siempre se le ha visto como un equipo de élite que normalmente opta a ganarlo todo en el año.

Si bien es cierto que para nadie en la institución cinco veces campeón del torneo internacional de clubes más importante de los cinco continentes, la Liga de Campeones de la UEFA, uno de los certámenes más prestigiosos, respetados y complejos que se ha podido ver en toda la existencia del balompié mundial, debido a que en él participan los mejores equipos y jugadores de Europa, quienes buscan desesperadamente alzarse con ‘La Orejona’, un trofeo que les permite ser catalogados como parte del mejor equipo de la temporada, significando esto un enorme cambio en sus carreras profesionales, ya que su valor de mercado subiría increíblemente y se volverían en los principales objetivos de los diversos planteles de renombre, obteniendo seguramente una buena cantidad de dinero, es un secreto que Josep Maria Bartomeu en casi siete años logró ganar cuatro Ligas españolas de fútbol, cuatro Copas del Rey, dos Supercopas de España de Fútbol, una UEFA Champions League, una Supercopa de Europa y una Copa del Mundial de Clubes y no dejó del todo en cero las vitrinas del mítico Camp Nou, consiguiendo uno que otro lauro fundamental en su carrera profesional, pues parece que este empresario del sector de la ingeniería y de las infraestructuras oriundo de Barcelona, una ciudad española, capital de la comunidad autónoma de Cataluña, de la provincia homónima y de la comarca del Barcelonés, no ha podido tapar el sol con un dedo a través de sus cuantos títulos y ha terminado siendo un proceso que ha quedado enmarcado por garrafales errores que han llevado a los blaugranas a estar al borde del oscuro y tenebroso abismo, desde el plano deportivo, enfocándose primeramente en la brutal goleada que les propinó el Bayern Múnich de la Bundesliga de Alemania, hasta el económico, el cual ha sido determinante para obligarle a dimitir de su cargo y llamar a elecciones presidenciales para este mes de marzo.

Tras analizar el pasado y triste actualidad de Josep Maria Bartomeu, producto de su terrible gestión como presidente del Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España, el diario Qué! ha decidido llevar a cabo una breve lista con algunas de las situaciones más polémicas que se han visto en sus siete años de mandato.

La fuga de Neymar al PSG: Primera estocada de muerte

Neymar / Barcelona / Bartomeu

Neymar da Silva Santos Júnior, mejor conocido por todos en el ámbito deportivo como Neymar Júnior o en algunos casos simplemente como Neymar, uno de los mejores jugadores que se ha podido ver en toda la historia del Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España, se habría convertido en la primera estocada de muerte para Josep Maria Bartomeu Floreta, también identificado por todos los fanáticos del balompié mundial como Josep Maria Bartomeu o solamente como Bartomeu, quien permitió a través de su terrible gestión la salida del sudamericano al París Saint Germain Football Club de la Ligue 1 de Francia, siendo el traspaso más caro de la historia del fútbol, tras pagarse su cláusula de rescisión de un total de 222 millones de euros.

«Me fui porque quise un nuevo desafío. El desafío de ganar y buscar algo nuevo. De encontrar nuevas dificultades. El Barcelona es un club que siempre me apasionó, y todavía hoy me apasiona. Hablo de forma asidua con mis compañeros, pero en aquella época quise probar algo nuevo y por eso decidí irme. Fue muy difícil tomar esa decisión. Hasta hubo momentos en los que dudé y planteé no irme. ‘No me voy’, me decía. Estuve así unas dos semanas antes de decidir irme a París. Mi mejor cualidad siempre ha sido el regate. Yo nunca dejare de regatear, de buscar mi mejor versión dentro del campo. A veces me molesta este tipo de crítica sobre mi juego. Es difícil de explicar a la persona que está viendo lo que sentimos en el terreno de juego«, dijo el atacante oriundo de Mogi das Cruzes, un municipio brasileño del estado de São Paulo, en la región del Gran São Paulo, al momento de su llegada al Parque de los Príncipes, sin embargo, la verdad siempre ha sido otra, de la cual es responsable Josep Maria Bartomeu, expresidente del Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España.