Quantcast

Por qué usar la mascarilla te da dolor de cabeza

Volvemos al tema mascarilla, y en el artículo de hoy vamos a ver por qué usar mascarilla está dando dolor de cabeza a algunos usuarios. Las consecuencias de las mascarillas son muy variadas y ya las hemos visto en artículos anteriores, pero conforme pasa el tiempo, y sobretodo en los que llevan mascarillas durante un tiempo prolongado, aparecen nuevas consecuencias como la que vamos a ver hoy, el dolor de cabeza. Parece ser que algunas personas están desarrollando dolores de cabeza recurrentes tras un tiempo de exposición prolongado a la mascarilla. Este hecho ha producido que expertos e instituciones relacionadas con la neurología se hayan pronunciado y han realizado una serie de recomendaciones al respecto.

Veamos algo más sobre la relación del dolor de cabeza y la mascarilla:

El dolor de cabeza

El dolor de cabeza

El dolor de cabeza es una de las dolencias más comunes en el día a día, y es que al ser el centro neurálgico del cuerpo, es común que se sature y nos provoque estos dolores. De hecho, se calcula que a más del 90% de personas le ha dolido la cabeza alguna vez, más de la mitad de la población europea afirma padecer dolores de cabeza de forma habitual y mucha gente padece de cefaleas crónicas. Por otro lado, la Sociedad Española de Neurología plantea que al menos el 60% de los europeos padece cefaleas tensionales y un 15% migrañas, que son las cefaleas más comunes de la gente a la que le suele doler la cabeza. 

Desde el comienzo de la pandemia, muchas de las personas que padecen dolores de cabeza de forma habitual han visto aumentado este padecimiento e incluso su intensidad por el uso prolongado de la mascarilla e incluso han solicitado a su médico que les eximiera de su uso en la vía pública. Este hecho ha derivado en que grupos de expertos en este campo hayan tenido que pronunciarse al respecto, y su veredicto es que «el uso continuado de mascarillas y la compresión externa que produce durante prolongados periodos de tiempo, (jornadas de trabajo, traslados en transportes públicos, etc.) puede facilitar la aparición de la cefalea o un aumento del dolor de cabeza preexistente, pero esto no exime en ningún caso del uso de mascarillas».