Quantcast

La oposición respalda el viaje de Laya a Colombia

PP y Ciudadanos han respaldado el viaje realizado a Colombia por la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, y más en concreto su visita a la frontera con Venezuela que llevó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, a ordenar revisar la relación con España, mientras que Podemos se ha desmarcado de las críticas realizadas desde Izquierda Unida, que habla de «provocación».

El viaje de la ministra de Exteriores a Colombia ya había desatado críticas previas del Gobierno de Maduro antes de su inicio, incluida la acusación contra el Ejecutivo español de «planes golpistas» junto al colombiano, pero fue la visita a Cúcuta, en la frontera entre los dos países y uno de los principales puntos de salida del éxodo venezolano, la que dio rienda suelta a una nueva andanada del presidente venezolano.

Así, Maduro anunció el sábado que Venezuela va a proceder a «revisar a fondo todas las relaciones con España». «Ya basta de agresiones», dijo reprochando a la ministra de Exteriores su «injerencia» en asuntos de Venezuela. Por su parte, González Laya respondió reclamando «respeto».

En el PP, celebran que la ministra visitara la frontera entre Colombia y Venezuela. «Es una buena noticia», ha señalado su secretaria Internacional, Valentina Martínez, que confía en que el hecho de que González Laya viera de primera mano la situación de los migrantes venezolanos «le haga reflexionar y dar un giro a la política respecto a Venezuela».

Así, ha considerado que la reacción de Maduro, que ha optado por «amenazar e insultar» e «intentar coartar la libertad de viajar y contar la realidad que viven los venezolanos», pone de manifiesto que no es posible la «equidistancia o la apertura al diálogo» por la que apostaba el Gobierno español. En este sentido, en opinión de Martínez, González Laya ha tenido una «reacción débil» y un tanto «tibia» al limitarse a pedir respeto.

Por ello, ha confiado en que desde el Gobierno se ofrezca «una respuesta muy contundente y un apoyo cerrado a los demócratas venezolanos», empezando por los miembros de la Asamblea Nacional elegida en 2015 y su líder, Juan Guaidó, con vistas a «construir y apoyar una transición a la democracia pacífica y duradera» en Venezuela mediante la celebración de elecciones.

Para la responsable del PP, Maduro recurre a estas «provocaciones permanentes» para poder mantener «la unidad interna» y contar con un «enemigo exterior» pero con ello también permite que todo el mundo vea que es «un sátrapa» y que con él «no hay manera de tener diálogo».

LA MINISTRA ESTABA HACIENDO SU TRABAJO

Por su parte, la portavoz de Cs en la Comisión de Exteriores del Congreso, Marta Martín, ha expresado todo su apoyo a González Laya, defendiendo que su visita a la frontera con Venezuela «no es ninguna agresión ni provocación, sino que estaba haciendo su trabajo».

En este sentido, ha considerado «intolerables» las declaraciones realizadas por el «dictador» Maduro, a quien ha responsabilizado del éxodo de más de 5 millones de venezolanos y ha pedido al Gobierno que «se mantenga firme en la defensa de los Derechos Humanos y en su petición de una vuelta a la democracia en Venezuela».

Según Martín, España debería liderar la respuesta conjunta frente «al drama humanitario de los refugiados venezolanos» respaldando a sus socios en la región, que son los que han acogido al grueso de ellos, pero también «acelerando los procesos de resolución de solicitudes de asilo y protección internacional de venezolanos en España», de los que solo se habrían reconocido un 4 por ciento de las solicitudes, según datos de Eurostat.

CRÍTICAS HACIA IU

Tanto PP como Cs han criticado la reacción por parte de Izquierda Unida (IU) de rechazo a la visita de la ministra de Exteriores. Este domingo, el dirigente de IU y secretario general del PCE, Enrique Santiago, la calificó de «provocación» o «grave error diplomático» y sostuvo que con ello «España se anula para ayudar a una solución».

La secretaria Internacional del PP ha sostenido que la «profunda división» que existe en el Gobierno de coalición en lo relativo a Venezuela y otros países en la región «debilita mucho la política exterior y la imagen de España», mientras que para la portavoz de Cs resulta «inconcebible» que se pueda criticar a Laya por hacer su trabajo.

«La ministra de Exteriores, y Pedro Sánchez, que es el presidente del Gobierno, tienen que dejar bien claro que la política exterior no la dicta» el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha recalcado Martín.

PODEMOS NO VE UN ERROR LA VISITA

Sin embargo, desde Podemos, precisamente en esta ocasión se han desmarcado de IU. En rueda de prensa, su portavoz, Isa Serra, ha asegurado que la visita de la ministra de Exteriores «no es un error» y ha trasladado cualquier mediación para solventar el conflicto diplomático generado al ámbito del Gobierno, dejando fuera al partido.

También el PSOE ha salido en apoyo de González Laya. Su secretario de Relaciones Internacionales, Héctor Gómez, ha defendido que «el Gobierno está haciendo lo que tiene que hacer» en línea con la UE y «ha actuado con absoluta seriedad».

En este sentido, ha resaltado que «hay una realidad que está ahí», que es la de los millones de venezolanos que han abandonado su país, y el Ejecutivo tiene una política exterior de «defensa de los Derechos Humanos».

Dicho esto, ha dejado claro que el PSOE apuesta «por no entrar en provocaciones ni en una dinámica de confrontación directa que se pretende desde Venezuela» y que el Gobierno seguirá trabajando en la hoja de ruta que se ha marcado al margen de la «declaración unilateral» realizada por Maduro.