Quantcast

Cómo eliminar el estrés de tu vida

Todos los seres humanos han oído y leído sobre el estrés, las enfermedades que se desatan tras su padecimiento y los malestares que este produce en la cotidianidad.

El estrés es aquella reacción que tiene el cuerpo del ser humano ante situaciones tensas o nuevas, que requieren de gran exigencia mental y emocional. Mayormente este se produce tras la liberación de hormonas, en gran medida la adrenalina y el cortisol.

Lea TAMBIÉN: CÓMO CREAR UNA COPIA DE SEGURIDAD DE GOOGLE DRIVE

Ambas hormonas son las que activan el cerebro a un estado de alarme o alerta. También ocasiona que el ser humano se tense e incremente la frecuencia cardíaca. Aunque el estrés es lo que se libera tras iniciar un nuevo empleo o antes de presentar alguna prueba en la universidad, no siempre es tan ‘saludable’.

Es considerado saludable al punto que se trate de una reacción generada a nuevos conocimientos o emprender nueva vida. También al punto de que ayuda al ser humano a reaccionar de una determinada manera en circunstancia de emergencia.

Pero cuando este se convierte en un habitante permanente de la vida, la situación se complica un poco. Es decir, cuando el estrés se mantienen en el día a día del ser humano, el resultado no será nada saludable.

Estrés, un mal de la humanidad

Estrés, un mal de la humanidad

Desde problemas laborales, familiares, circunstancias de pareja, hasta economía personal, pueden ser desencadenantes de un nivel de estrés crítico. Siendo este la principal razón por la que surgen enfermedades en el organismo del ser humano.

El constante estrés es sinónimo de enfermedad, cuando una persona está sometida a altos niveles de angustia suelen salir a flote síntomas como:

  • Caída del cabello, problemas de piel , acné, eczema, entre otros.
  • Dolores de cabeza, fatiga, sueño constante, contracturas.
  • Problemas intestinales como diarrea, dolor.
  • Insomnio, imposibilidad de descansar.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Falta de apetito.
  • Cambios drásticos en el estado de ánimo como irritabilidad, tristeza, falta de motivación, desorientación, falta de concentración, entre otros.

Todas las personas son diferentes, así que los síntomas varían de acuerdo a la persona y de acuerdo a la situación que lo genere. Recuerda que no es lo mismo tener estrés por una prueba en la universidad, que tener estrés por un problema familiar o enfermedad.

Muchos asocian el estrés con la ansiedad, pero esta se desarrolla cuando el estrés es intenso o crónico. Es decir una persona que ha permanecido tanto tiempo viviendo bajo estrés es propensa a padecer de ansiedad.

Se dice que el estrés es necesario para superar situaciones que demandan más esfuerzo y activación, pero a niveles altos es peligroso. Tanto la salud física y emocional se ponen en juego cuando una persona tiene niveles altos de estrés, por ello es necesario detectar los síntomas y frenar a tiempo las consecuencias.

¿Cómo empezar a vivir sin agitación?

¿Cómo empezar a vivir sin agitación?

No hay fórmulas milagrosas para evitar la agitación cotidiana o evitar que diversas situaciones puedan colapsar a nivel mental y emocional. Lo que se debe hacer es aprender a manejar las situaciones desde otra perspectiva y buscar los caminos que sean más viables, todos los que sean necesarios.

Tener confianza en sí mismo y estar plenamente seguro de lo que se hará, también ayuda en la búsqueda de soluciones. Trata de pensar , relajarte y apunta todos los métodos posibles para resolver una situación. Busca solucionar de una manera que no pierdas o desgastes más energía de lo que requiere.

¿Cómo olvidar el estrés y recuperar la firmeza?

Lo primero es estar dispuesto plenamente a no dar importancia más de la que amerita a las diversas situaciones que se presenten. Trata de mantenerte positivo y creyendo en tus capacidades, recuerda que todo estado es temporal, todo cambia.

Lee un poco, toma baños relajantes, date unas horas para despejar la mente e intenta no pensar en esa situación. Toma unas horas para ti y realiza actividades que te despejen y entretengan.

  • Hacer ejercicio es la mejor opción para el estrés

Resulta que poner el cuerpo en movimiento es un perfecto ayudante para combatir el estrés mental.

Se dice que las personas que se ejercitan regularmente tienen menos probabilidad de experimentar ansiedad que aquellas que no lo hacen. Además, el ejercicio es famoso por reducir las hormonas del estrés en el cuerpo como el cortisol.

También ayuda a liberar endorfinas, las cuales son químicos que mejoran el estado de ánimo y actúan como un analgésico natural. También ayuda a mejorar la calidad del sueño, uno de los afectados negativamente por el estrés.

  • Una salida con amigos funciona

El apoyo emocional de amigos y familiares también puede ayudar a la hora de estar en un episodio de estrés. Conversa, ríe, habla sobre temas de interés común y deja descansar la mente por unas horas.

También puedes aprovechar y hablar sobre la situación con las amistades, de manera que puedan reconfortarte y apoyarte.

  • Dibuja, escucha música

Realiza cualquier cosa que te haga sentir mejor a nivel emocional. Realiza dibujos o canta con tu música favorita. Deja liberar tu mente con alguna actividad para aclarar las ideas y puedas enfrentar la situación de una manera más optimista.