Quantcast

Qué es un flemón

Probablemente hayas escuchado hablar a algún conocido acerca del flemón, este es uno de los problemas bucales más frecuentes y al mismo tiempo es un indicativo del organismo de que algo no está bien y necesita atención y cuidados.

Es probable que incluso tú mismo estés padeciendo de un flemón en este momento. Esta afección del tipo dental es sumamente dolorosa. Estos accesos, como se le conoce en el mundo de la medicina, se generan debido a la acumulación de pus o de algún resto de comida que se ha quedado atrapado en un diente y se descompuso con el tiempo. Otra causa de los flemones son las infecciones en las raíces de los dientes.  Por lo general el pus se deposita bajo la piel y como resultado de esto genera una inflamación, y por ende un molesto dolor en la boca.

Causas del flemón

Cusas del flemón

El origen de esta infección por bacterias suele ser bastante diverso:

  • Principalmente se le atribuye a la necrosis, o sea, a la muerte de las células y el tejido interno de los dientes afectados, esto ocurre en ocasiones por las caries profundas en las cuales los nervios y los vasos se ven afectados.
  • Los traumatismos y golpes también pueden lesionar los tejidos subyacentes de los dientes.
  • Por último, las patologías infecciosas como la enfermedad periodontal pueden ser una de las causas del flemón.

Los causantes de esta afección pueden variar también de algunos factores, como la salud bucal del paciente o su estilo de vida.

Síntomas del flemón

Síntomas del flemón

Por otro lado, entre los síntomas que produce esta lesión están los siguientes:

  • Un inconfundible y molesto dolor es uno de los síntomas más comunes y evidentes del flemón. Quienes padecen de esta lesión suelen sentir molestias en la boca, principalmente al comer o masticar. Muchas veces este dolor se extiende a otras áreas, como la garganta, los oídos. Por lo general es un dolor bastante agudo y punzante, muchas veces se puede manifestar sin alguna acción o motivo.
  • La inflamación es otro de los síntomas que se manifiesta, generalmente se manifiesta junto al dolor. La parte afectada de la boca se inflama y como resultado el rostro se abulta, lo cual se puede notar fácilmente y de manera muy característica. Además de esto, el flemón también genera enrojecimiento e inflamación de los ganglios, incluso puede provocar una elevada fiebre.
  • La sensibilidad es también otro de los síntomas. Cuando un paciente sufre de un flemón, esto se refleja en la sensibilidad de sus dientes ante la temperatura de algunas bebidas y comidas.
  • Por último, el mal aliento es una clara señal de flemón. Pero no solo es un problema que pueda afectar a otras personas sino que suele también afectar el sabor de algunos alimentos a causa del pus y las bacterias generadas por la infección.

La detección a tiempo del flemón es fundamental para tratar los síntomas y evitar que aumente el problema, de esta forma se podrá minimizar los daños a tiempo y evitándole así más sufrimientos al paciente, así como otras consecuencias de gravedad. El tratamiento dependerá de cuán profunda sea la infección, solo el odontólogo podrá determinar si se debe retirar la pieza dental o se puede salvar a través de algún tratamiento.

Tratamiento para el flemón

Tratamiento para el flemón

Generalmente el odontólogo suele recetar algunos medicamentos antiinflamatorios para  tratar el dolor y la inflamación causada por el flemón. Luego de esto también te podrán recomendar algún antibiótico para tratar la infección y así evitar que se siga propagando. Los enjuagues bucales con sal ayudan mucho a disminuir la inflamación y al mismo tiempo ayudar a drenar toda la pus que pueda estará cumulada.

Una vez que la infección haya sido completamente eliminada, el odontólogo podrá comenzar con aplicar algún empaste o endodoncia en caso de que la pieza dental se haya podido salvar. Si no, deberás extraer el diente y luego aplicar un implante dental, pero cabe aclarar que esto solo ocurre si el defecto óseo no ha sido comprometido durante la infección.

Finalmente, cuando el flemón ya haya sido erradicado por completo, será necesario conocer el motivo por el cual se originó. De esa manera se podrá evitar en el futuro que esta afección vuelva a aparecer junto con cualquier otro tipo de dolencia.

La correcta higiene dental es la mejor medida para prevenir cualquier enfermedad bucal, lo ideal no es solo cepillarse diariamente, también es necesario aplicar hilo dental luego de cada comida y usar enjuagues. Por otro lado las visitas regulares al odontólogo ayudarán con la detección a tiempo y a su vez podrá aplicar algunos tratamientos como las limpiezas. Solo de esta forma se podrá evitar que se forme algún flemón o cualquier otra enfermedad de la boca.

¿Qué te ha parecido? ¿Ya tuviste un flemón?