Quantcast

Efectos de la contaminación acústica en las grandes ciudades

La contaminación acústica es la segunda causa principal de problemas en el mundo según la Organización Mundial de la Salud. En España 14 millones de personas soportan niveles de ruido superiores a los 55 dB de día y 50 dB de noche, los mayores porcentajes se encuentran en las ciudades de Madrid y Barcelona.

La contaminación acústica es uno de los problemas de contaminación más importantes y frecuentemente ignorados por la sociedad. Según la OMS, este problema ostenta la segunda posición en la lista, solo por debajo de la contaminación del aire, siendo la segunda causa principal de problemas de salud en el mundo. Y es que, según un estudio publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente difundido en marzo del año pasado, al menos 113 millones de personas en el continente se exponen constantemente a ruidos superiores al umbral de 55 dB causados por el tráfico en la ciudad. El estudio refleja, así mismo, que 22 millones de personas se exponen a él como consecuencia del ruido que genera el ferrocarril y 4 millones al ruido de los aeropuertos. Este estudio trata de concienciar sobre los problemas para la salud a causa de la contaminación acústica.

En España, el 76% de la población afirma que la contaminación acústica afecta de manera significativa a su vida. Así mismo, el 30% concuerda en que la contaminación acústica resulta muy molesta. Y es que, según un informe publicado por el Observatorio DKV Salud y Medio Ambiente el ruido nocturno del tráfico en Madrid supera cada noche los niveles recomendados por la OMS. Para los expertos, algunos de los problemas asociados a corto y largo plazo consisten en la interrupción del sueño, la aparición de estrés, fatiga mental, irritabilidad y empeoramiento en el desempeño laboral y académico. Según explican los profesionales de la audición y los expertos en contaminación acústica y medioambiental la exposición constante al ruido, sobre todo durante las noches, genera una serie de problemas de gran importancia que acaban repercutiendo en la salud y en el día a día.

Los expertos concuerdan, así mismo, en que la exposición puede repercutir en problemas de audición e, incluso, en la pérdida de esta, dependiendo de la intensidad del volumen en dB, así como de las horas que se pase expuestos a él.

La contaminación acústica en Barcelona

Barcelona es la capital más ruidosa de España, seguida de Madrid, según los últimos informes, lo que supone que la población de la localidad está expuesta constantemente a la contaminación acústica durante todo el día, razón por la cual unos 4 millones de personas suelen tener trastornos de salud, además, de otros problemas derivados de la exposición a fuertes ruidos. El tráfico es la principal causa del ruido, según dichos informes, a ello se suma el ruido de los ferrocarriles, los aeropuertos y las áreas industriales. Tal como se refleja en el III Informe Ruido y Salud DKV – GAES, al menos un 87,4% de la población barcelonense considera que vive en una ciudad ruidosa.

Aunque la contaminación acústica disminuyó unos decibelios en la ciudad durante el confinamiento, bajando un máximo de 4.9 dB, estos se han recuperado rápidamente Al menos un 88% de la población reside en zonas donde se superan los umbrales de ruido recomendados, tal como han explicado en un estudio realizado por la Universidad de Vic en base a los datos recopilados del Ayuntamiento de Barcelona de 2012. Para la agencia especializada en la búsqueda de centros auditivos y audífonos, audífono.es, esto está ocasionando un aumento de las personas que presentan trastornos auditivos, así como otro tipo de problemas de salud. “Lo vemos cada día. Cada vez hay más personas que sufren problemas para dormir y ansiedad, así como problemas de sordera”, explican.

Expertos consultados de Barcelona del portal Audifono.es, buscador especializado en centros auditivos, nos dicen que cada vez son más las personas que recurren a audífonos o visitan centros auditivos especializados para comprobar su grado de audición y si ésta ha sufrido una degradación. “El ruido puede ocasionar serios problemas de salud e, incluso, la pérdida de audición”, explican en el artículo especializado en centros auditivos de Barcelona https://www.audifono.es/centros-auditivos/cataluna/barcelona/. Para los especialistas, las pérdidas auditivas por el ruido pueden ocasionarse de dos maneras. Por un lado, ante la exposición a un fuerte sonido intenso e implosivo, como una explosión y, por otro lado, por la exposición constante a sonidos que superen el umbral del ruido.

Principales efectos de la contaminación acústica en la salud

La lista de posibles consecuencias para la salud a causa de la contaminación acústica es muy larga, tal como explican los especialistas. Estas pueden derivar en problemas como la perturbación del sueño, estrés e irritabilidad, disminución del rendimiento profesional y académico, interferencias en la comunicación, dolores de cabeza, cansancio, alteración de la presión arterial y del ritmo cardíaco, problemas de estómago, depresión del sistema inmunológico, problemas mentales, depresión, alteración de los niveles de segregación endocrina y más.

La fuente principal de ruido en las grandes ciudades sigue siento el tráfico, causante de un más del 80% de la contaminación acústica que se registra en las grandes urbes, aunque el ruido que más molesta a los ciudadanos es el de las obras (58.8%). Tal como refleja el III Informe Ruido y Salud DKV – GAES el tráfico pasa al tercer lugar, por debajo del ruido de las fiestas organizadas por vecinos. Ahora bien, los especialistas acústicos advierten de que el tráfico urbano es el principal responsable de ocasionar los problemas para conciliar el sueño e insomnio. Ello repercute de manera perjudicial en la salud en otras cuestiones como el mal humor, la fatiga, los dolores de cabeza e, incluso, la carencia de apetito sexual. Además, las consecuencias de no dormir adecuadamente derivan en otros problemas como son las contracturas y los dolores musculares. Estos se provocan, según los expertos, por el estado de tensión en el cual se encuentra el cuerpo cuando reacciona ante situaciones en las que está presente el ruido, aunque muchas veces las personas no sean conscientes de ello.

Algunos estudios apuntan también que el ruido puede provocar una disminución del peristaltismo, el cual tiene que ver con las contracciones musculares derivadas de la acción de comer. Ello puede ocasionar problemas de gastritis, úlceras, acidez y otras alteraciones.

Soluciones contra los problemas de contaminación acústica

Los profesionales de la audición recomiendan varias medidas para disminuir al máximo el impacto que la contaminación acústica genera en la salud de las personas, sobre todo de quienes ejercen su profesión y oficios en trabajos que superan los dB recomendados. En este mismo sentido, desde el portal especializado en seguridad, Seguridad10, recomiendan tomar todas las medidas necesarias y ajustarse a los protocolos de seguridad que establece la empresa. Desde el portal recomiendan la utilización de cascos antirruido: https://seguridad10.top/mejores-cascos-antirruido/. “Unos buenos cascos antirruido pueden reducir el sonido hasta los 34 dB”, explican. Algunos de los trabajos más ruidosos son el del personal de aeropuerto, con cifras que pueden alcanzar los 140 dB, los pilotos de Fórmula 1 (135 dB), los mineros (135 dB), los obreros de construcción (130 dB) e, incluso, profesiones como profesores de guardería (85 dB) o peluqueros (85 dB.

Otras de las recomendaciones de los expertos acústicos para reducir el impacto sobre la salud es la adquisición de electrodomésticos silenciosos, reducir la velocidad de conducción en entornos urbanos, reducir el tiempo de escucha con auriculares y alejarse de las fuentes de ruido más estridentes, como pueden ser los altavoces de una discoteca o pub. “Se trata de disminuir al máximo el ruido que generamos para cuidar de los demás y de nosotros mismos”, concluyen los especialistas en cuestiones de audición.