Quantcast

Irene Rosales: el antes y el después de todos sus arreglos estéticos

Los retoques estéticos son la sensación del momento. Irene Rosales, la esposa de Kiko Rivera, es otras de las figuras públicas que se ha hecho notar en este asunto de retocarse de un lado y otro. Y es que, no solamente las chicas se han apuntado a esta moda que gira en torno a los artistas españoles, sino que los caballeros también han caído en este virus de pasar por las clínicas estéticas y ponerse más cañones.

Para muchos fanáticos de Irene Rosales los cambios le han venido bien, otros se han encargado de criticarla. Pero, al final, la verdad es que cada quien es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo. No obstante, el día de hoy, vamos a dar un repaso por lo que se ha hecho y lo que no, de acuerdo a las mismas declaraciones de la oriunda de Gines.

El cambio impresionante de Irene Rosales

El cambio impresionante de Irene Rosales

Siempre que los cambios vengan para bien se permiten. Además, deberse a las pantallas implica estar de punta en blanco, pues la carta de presentación ante el público es el rostro. Irene Rosales está en búsqueda de la transformación positiva con su físico.

Y es que, talento ya todos sabemos que tiene de sobra, y ahora le ha cogido el gusto por retocarse el rostro, para quedar muñeca de porcelana. Se sabe que esta chapa y pintura es para seguir mostrando un buen rostro a su gente, y lucir perfecta. Cosa que no sorprende, ya que es el día a día de quienes hacen de la televisión el verdadero espectáculo que la gente busca.