Quantcast
miércoles, 24 febrero 2021 1:01

Los dos cracks que quiere Guardiola y que Zidane está loco por fichar para el Real Madrid

El futuro de Zinedine Zidane en el Real Madrid parece que pende de un hilo. Los resultados irregulares que está teniendo el equipo blanco en este tramo de temporada, con un estilo de juego inexistente y una perspectiva de renovación casi nula, pues hacen que Florentino Pérez esté meditando seriamente quitar del cargo al francés. Sin embargo, pese a lo que varios medios apuntan; Zidane tendrá hasta el final de campaña, contando con lo que haga en Champions League, para evaluar lo que sucederá con su futuro. A pesar de que las cosas lucen muy mal, debido a las altas probabilidades que hay de quedarse sin títulos esta temporada; lo cierto es que el técnico galo ya está planificando el próxima curso, con algunos fichajes en mente para mejorar la plantilla, aunque no es el único que está moviéndose de forma similar.

Uno de los entrenadores que más está visualizando el futuro, pese a la buena campaña que está realizando su equipo, es Pep Guardiola. El Manchester City está viviendo una estabilidad que hace tiempo no se le veía; porque con una defensa mejor armada y un ataque más dinámico, el conjunto celeste se ha puesto líder en la Premier League en este curso 2020-2021 y ha sacado una buena distancia a sus rivales. No obstante, Guardiola no quiere dormirse en los laureles y ya tiene dos fichajes muy especiales que quiere cerrar para su equipo la próxima temporada, unos que desde su club quieren cumplirle debido a la buena campaña que está haciendo; el problema es que estos dos fichajes también están en la agenda de un Zidane que no quiere perderlos de vista. La lucha promete ser muy fuerte, porque ninguno se querrá rendir para reforzar sus escuadras.

Koundé sería el remplazo de Sergio Ramos

El francés reemplazaría al central andaluz

La primera adquisición que quiere hacer Guardiola es la de Jules Koundé. En defensor del Sevilla es una de las piezas por las que suspira Zidane para el próximo curso, uno en el que aspira a mejorar la defensa de forma definitiva. En el caso del técnico catalán su interés viene de querer contar con un central derecho que también pueda desempeñarse como lateral derecho. Esa calidad en el uno contra uno, la buena lectura de juego que tiene, su velocidad y esa capacidad que tiene para integrarse bien al ataque lo hacen una pieza más que apetecible. El conjunto andaluz no tiene pensado dejarlo marchar por menos de 70 millones de euros; una cantidad con la que el Manchester City no tendría ningún problema, pues el dinero no es algo que los frene a la hora en la que realizan un fichaje.

Para el Madrid de Zidane este es un gran problema pues ellos si que tienen algunos inconvenientes con el dinero, debido a la deuda que pesa sobre el club; no obstante, Florentino Pérez tiene un plan para que Koundé acabe de blanco y remplace así a Sergio Ramos. Algunos medios apuntan a que aprovechará el interés que tiene Lopetegui por llevarse a Isco Alarcón para proponerle un intercambio; aunque esto no bastará, pero con la inclusión del malagueño se podría abaratar el precio y el equipo blanco tendría posibilidades de llegar a la cantidad que vale el francés. Además, al incluir a un jugador se ponen en una buena posición para negociar con el Sevilla a diferencia de un City que solo daría el dinero. Pese a eso el dinero siempre le dará ventaja a los celestes; así que los merengues deberán actuar rápido para no perder al jugador.

Camavinga está en la agenda de Zidane

Camavinga, Barça, Atlético, Real Madrid
El francés suspira por tener a su compatriota

Otra de las piezas que quiere Guardiola para fortalecer su plantilla sería la de Eduardo Camavinga, otra de las perlas francesas. El chico del Rennes es uno de los talentos más apetecibles del mercado y aunque este año ha bajado un poco sus prestaciones con respecto a la campaña pasada, sus 18 años todavía le dan mucho margen para seguir mejorando. El entrenador catalán tiene claro que el potencial para comandar su centro del campo, pues lo tiene de sobra; por eso quiere invertir esos 60 millones de euros para pulir ese diamante con sus propias manos. El hecho de que acabe contrato en el 2022 y aún no haya logrado renovar, a pesar de que ha estado cerca de hacerlo, si que puede ser la señal definitiva de que este verano querrá dar el salto a un club más competitivo.

Si bien los últimos rumores decían que al estar representado por Jonathan Barnett, el joven francés se le complicaba mucho al Madrid; por ese motivo Zidane y Florentino Pérez habrían desistido en su fichaje, más al verlo un poco “verde” para llegar al conjunto merengue. No obstante, el estratega galo no ha perdido la fe en que el presidente blanco cambie de parecer y decida invertir en un Camavinga que todavía sueña con llegar al Madrid. Aunque se especuló con que aceptaría la oferta del Rennes para renovar, de forma que pueda obtener más experiencia y crezca sin tanta presión, la firma no se produce. Guardiola también estaría al tanto y por eso buscará convencerlo de que le City es su mejor opción. El catalán aspira a ganar la Champions y por eso quiere robarle estás piezas a un Zidane que no se lo espera.