Arroz cocido: los errores que ‘revientan’ un resultado de lujo

Es muy diferente tener un arroz húmedo, meloso, caldoso; que tener un arroz pastoso que no puede ser comido ni por los paladares más hambrientos…  Porque el resultado de cocinarlo depende del grano y de la técnica, y de lo que queremos conseguir de acuerdo a los diferentes platos que vamos a preparar; pero erróneamente, hay muchos resultados que no son los más apetecibles.

Y es que aunque parezca fácil cocinar arroz, lo que para muchos de nosotros es una gran verdad; hay personas que simplemente obvian comerlo por no tener que hacerlo con resultados realmente desastrosos; y hay que decirlo, a cada uno de nosotros le puede pasar alguna vez; y hasta a otros, que ni con la receta llevada al pie de la letra pueden lograrlo.

El arroz

El Arroz

El arroz es una joya gastronómica, acompaña delicias proteicas de cualquier cocina; es básico en la alimentación de hoy, y soluciona problemas de preparaciones desde el diario, hasta el extra para una comida de lujo; indispensable en cualquier despensa; y hacerlo adecuadamente es vital para quien cocina.

Dada tanta versatilidad, funciones y utilidades, hay que preguntarse si lo sabemos cocinar bien; y esto requiere, igualmente, estar conscientes de que hay pasos básicos para cocinarlo, que van desde conocer tu fogón y sus intensidades, hasta tips vitales, como la temperatura del agua que uses para hacerlo; así que, no es un error si no se tienen en cuenta, es que simplemente sin ellos, no hay arroz cocido.