Quantcast

Qué es la medula espinal

La medula espinal es una larga estructura localizada en el conducto vertebral y es la encargada de transmitir impulsos nerviosos a los treinta y un pares de nervios raquídeos, comunicando el encéfalo con el cuerpo, se extiende desde el encéfalo hasta la segunda vértebra lumbar y tiene muchas fibras nerviosas espinales.

Las fibras nerviosas transportan mensajes entre el cerebro y las diferentes partes del cuerpo y otras fibras nerviosas llevan mensajes de sensación o tacto desde el cuerpo hacia el cerebro, como el calor, el frío o el dolor y produce el acto reflejo.

Anatomía externa

Anatomía externa

Se considera que la medula espinal es el tejido nervioso más extenso del cuerpo humano, se cuenta que los axones de sus neuronas pueden alcanzar hasta un metro de largo y con un peso de aproximadamente 30 gramos, en su completo desarrollo la medula espinal alcanza la longitud de 45 cm en los hombres y 42 cm en la mujer.

Es de forma cilíndrica en sus segmentos cervical superior y lumbar, es asimétrica en casi 80 % de los seres humanos, siendo el lado derecho el más grande en el 75 % de las asimetrías, las cuales se debe a la presencia de más fibras del fascículo corticospinal descendente en el lado más grande.

Posee dos caras y dos bordes: una cara anterior, dos bordes laterales y una cara posterior, la cara anterior en la línea media presenta el surco medio anterior y limita lateralmente por los surcos colaterales anteriores, que son los orígenes de las raíces nerviosas motoras o eferentes de los nervios espinales y que además la separa de las caras laterales.

La cara posterior muestra un surco medio posterior que se prolonga por un tabique hasta la sustancia gris central y limita a los lados por los surcos colaterales posteriores que corresponden a los orígenes aparentes de las raíces nerviosas sensitivas o aferentes de los nervios espinales; entre ambos existe un surco llamado paramediano que dividen superficialmente la médula en dos partes que corresponden a los haces de Goll y de Burdach.

Lesiones medulares

Lesiones medulares

La lesión medular puede causar uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Parálisis en músculos del tronco, cuello y extremidades.
  • Pérdida de sensibilidad del tronco, cuello y extremidades
  • Trastornos (descontrol) de esfínter vesical, anal o seminal.
  • Bloqueo del sistema simpático (hipotensión, bradicardia, distensión abdominal).

Nivel de lesión

Nivel de lesión

Para poder comprender la relación entre segmento medular afectado y nivel de parálisis producido hay que recordar que el hueso, a diferencia de las células nerviosas, tiene un crecimiento post-desarrollo de lo que es el tubo nervioso o médula.

  • Referencia clínica: El daño de las vértebras ‘C4’ a ‘C7’ provoca parálisis que incluye las cuatro extremidades, la afectación a nivel de la ‘T11’ provoca parálisis de las extremidades inferiores.
  • Patología: Las afectaciones óseas van a comprimir distintas raíces de la medula espinal. Una buena higiene postural es necesaria para evitar complicaciones a largo plazo; aun así, muchas de estas alteraciones tienen una base genética o son provocadas por accidentes de difícil prevención.
  • Tratamiento: La lesión vértebromedular, requiere fijación quirúrgica de columna realizada por un quirúrgico especializado cuando se trata de una lesión completa; si la lesión afecta solo al hueso la intervención puede ser exitosa en la mayoría de sus casos.

En el cuerpo, el sistema nervioso central está representado únicamente por el encéfalo. La medula espinal que es una prolongación del encéfalo, se encarga de llevar los impulsos nerviosos.

Configuración neuroanatómica

Configuración neuroanatómica

Si bien la división de las vértebras tiene más que ver con la configuración de la columna vertebral por la parte de la protección ósea de la médula, que a su vez sirve como sostenedor de la posición corporal, puede ser útil tenerla en consideración para localizar la situación de las partes de la médula que inervan los distintas zonas corporales.

Las conexiones nerviosas de la médula se corresponden a la zona donde se encuentran. Así, en la parte de la médula situada en entre las vértebras torácicas se encuentran las conexiones nerviosas que inervan el tórax, y así sucesivamente

Sustancia gris

Sustancia gris

Denominada así por su coloración, que se debe a un conjunto de somas o núcleos de neuronas, que proyectan sus axones a otras áreas. Es decir, es en estas zonas donde se acumulan los cuerpos de las neuronas, centros de procesamiento de la información.

La sustancia gris se estructura en diferentes cuernos o astas, siendo las principales el asta ventral, el asta dorsal y la zona intermedia. Existe también el asta lateral, pero únicamente en la zona torácica y el principio de la lumbar.

El asta ventral de la médula tiene como principal función la de emitir información a los nervios, haciendo que el organismo reaccione a los estímulos exteriores o interiores y a través de ella se ejerce el movimiento voluntario.

Sustancia blanca

Sustancia blanca

La sustancia blanca la cual está formada principalmente por los axones de las neuronas, interconectando médula y cerebro. Se encuentra organizada en diferentes fibras que reciben el nombre de las zonas con las que conectan, pudiendo ser ascendentes o descendentes. Además, esta agrupación de proyecciones de las neuronas es visible a simple vista.

La columna dorsal está principalmente formada por fibras aferentes de tipo somático el cual de otro modo al igual que ocurre con el asta dorsal en la sustancia gris se encargan de transmitir información sensorial, del cerebro a la médula y viceversa según si es ascendente o descendente.

Funciones de la medula espinal

Funciones de la medula espinal

La importancia de esta parte del sistema nervioso central está fuera de toda duda, ya que solo hace falta observar los efectos que tienen los daños en esta zona para comprender que se trata de una sección fundamental para el funcionamiento habitual.

Es más que el canal a través del cual el cerebro se comunica con el resto del cuerpo; también puede realizar ciertas actividades automatizadas, como por ejemplo los arcos reflejos. En resumen, las principales funciones que hacen de esta sección del sistema nervioso tan relevantes son la Transmisión de la información sensorial y motora, procesamiento de la información y reacción inmediata, que son los reflejos.