Quantcast

Qué es y cuándo se produce un acto reflejo

El acto reflejo es el resultado del arco reflejo y consiste en una respuesta a un estímulo que se caracteriza por ser involuntario. Es decir, no están motivados por la voluntad del que los emite.

Se dice que el acto reflejo es controlado por el arco reflejo, que es una serie de estructuras que actúan de intermedio entre el receptor sensorial y el efector.

Le puede interesar: QUÉ ES UN NEUTRÓN

Estos movimientos involuntarios están controlados por las neuronas que se encuentran en la médula. El impulso nervioso llega a las células sensitivas y éstas activan a las células motoras para estimular el músculo que reacciona velozmente.

Normalmente, el sistema nervioso del ser humano es el que se encarga conscientemente de mover los músculos del cuerpo. Bien sea para correr, bailar, comer o caminar, es impulsado por el sistema nervioso central.

Pero cuando hablamos del acto reflejo, significa que el cerebro siquiera está al tanto de los movimientos. Pues son movimiento involuntarios que hace el ser humano ante determinadas circunstancias.

Cuando las señales de determinada circunstancias llegan a la médula espinal, esta tiene la capacidad de enviar una respuesta motora a los músculos para que se muevan. Lo que significa que cuando estás a punto de caer, es posible que un acto reflejo aparezca e impida que lo hagas.

Conceptos complementarios del acto reflejo

Conceptos complementarios del acto reflejo

A continuación algunos conceptos que debes tener en cuenta para entender el acto reflejo del ser humano.

Receptor sensorial: es una terminación nerviosa hallada en el oído, lengua, nariz, ojos y piel, entre otros órganos y es la que se encarga de la recepción de los estímulos externos e internos.

El receptor sensorial es el que se encarga de transportar los datos y obtener una respuesta en forma de sensaciones e impulsos nerviosos. Se dice que a través de este proceso la información es procesada por el sistema nervioso central y el ser humano puede responder a una determinada acción.

Neurona sensorial: es la que se encarga de convertir el estímulo externo en interno. Es la que envía al sistema nervioso central las proyecciones para posteriormente trasladar la información a la médula espinal o al cerebro.

Neurona integradora: esta forma parte del sistema nervioso central y no se conecta con fibras musculares ni con receptores sensoriales. Esta neurona se conecta con otras neuronas y son las que permiten llevar a cabo diferentes funciones.

Neurona motora: es aquella que está directamente relacionada con el movimiento y la locomoción. Cuando se transmite un impulso nervioso, la célula muscular reconoce la señal gracias a la presencia de receptores.

Efector: es la célula nerviosa que responde cada que recibe un estímulo.

Tipos de acto reflejo

Tipos de acto reflejo

La corriente nerviosa que circula entre las neuronas produce dos tipos de actos: acto de reflejo y acto voluntario.

  • Acto reflejo o involuntario, es aquella información sensitiva que solo llega a la médula y por tanto la respuesta es automática. Son los movimientos que se requieren de forma rápida.

Las respuestas reflejas son rápidas, ya que el impulso nervioso recorre el camino más corto posible. Lo que significa que el impulso recorre desde el lugar donde se recibe el estímulo hasta el efector.

  • Acto voluntario, son aquellos que varían y son cambiantes variados y a diferencia del acto reflejo, en este si participa el cerebro.

Los actos voluntarios se realizan de un modo consciente y se controlan voluntariamente. Un acto voluntario consiste en el receptor que capta el estímulo, que es aquella que transmite a través de los nervios sensitivos , luego a la médula y posteriormente al bulbo raquídeo.

En este último, la información llega desde el receptor y viaja hasta el hemisferio cerebral opuesto al receptor. En la corteza cerebral, la información se hace consciente y se elabora la respuesta.

¿Cómo se produce?

¿Cómo se produce?

El proceso de un acto reflejo implica tres etapas: excitación, conducción y reacción. Lo que significa que el proceso de reacción rápida da inicio cuando los receptores captan el estímulo nervioso y este viaja a través del ‘arco reflejo’ hacia el efector y genera la respuesta.

La primera etapa es el estímulo nervioso que genera la excitación (alerta).

Posteriormente la primera etapa excitación, motiva a una conducción del mensaje que viaja a la médula.

Y por último la médula es la responsable de la coordinación de respuesta que genera una reacción ante determinada circunstancia (peligro/ alerta).

Explicado de otra manera, es la excitación lo que se genera cuando una persona siente que se va a caer (peligro /alerta). Automáticamente la información o el mensaje de peligro viaja hacia la médula que es la que coordina la respuesta inmediata y genera la reacción que es cuando la persona involuntariamente saca la mano o hace cualquier gesto evitando un mal golpe.