Quantcast
viernes, 12 febrero 2021 23:50

11 kilos: esto es lo que vale sustituir a Sergio Ramos. El jugador que pone en riesgo su permanencia en el Real Madrid

En el entorno del Real Madrid no hay otro tema que acapare la atención pública que sea más importante que la situación de Sergio Ramos. Tras la llegada del 1 de enero de 2021, el de Camas es libre para conversar con cualquier equipo que quiera sus servicios; algo que puede pasar con total normalidad al ser uno de los mejores centrales del mundo. Sin embargo extraña que ya dos semanas después, Florentino Pérez aún no haya solucionado las cosas y se haya puesto como prioridad la renovación de uno de los símbolos más importantes que le quedan al club en la actualidad. Siempre se ha hablado de que dentro de poco se sentarían y todo quedaría resuelto; pero pasan los días y no ocurre ningún cambio: el sigue sin renovar y todavía no hablan con él para hacerle una propuesta.

Pese a que no se han sentado cara cara, Florentino Pérez le habría llegado a hacer una propuesta a Sergio Ramos, tal y como se reveló en ‘El Chiringuito de Jugones’; allí el central podría elegir entre aceptar la rebaja de 10% que se viene en todas las fichas del equipo y renovar dos años o prolongar su estadía en club solo un año, pero lo hará cobrando lo mismo. La cosa parece que aún está lejos de arreglarse y el sevillano sigue pensando en esa propuesta; no obstante, el mandatario blanco no se ha quedado de brazos cruzados y como es un experto ya sabe todos los movimientos que debe dar, por eso ya tendría listo al que vendría a suplantar al capitán merengue si este no aceptará renovar su contrato. Ese futbolista es nada más y nada menos que David Alaba.

Alaba es la solución de Florentino Pérez

El austriaco firmará dentro de poco con el Real Madrid

Tal como apuntaron los medios, que certificaron lo que se venía hablando desde hace un tiempo, el defensor austriaco certificará dentro de poco su llegada al Real Madrid y lo hará al final de temporada tras finalizar su compromiso contractual con el Bayern Múnich. La noticia no ha saltado como una sorpresa para nadie, pero lo que si lo ha hecho es enterarse de que su salario sería de 11 millones de euros anuales, uno menos de lo que cobra actualmente Sergio Ramos. De esta forma se han alejado de un plumazo clubes como el Manchester City de Guardiola, el PSG de Pochettino o el Manchester United de Solskjaer; porque todos pretendían al austriaco y este ya ha decidido irse con los blancos. Sin embargo también es un mensaje para Ramos al decirle claramente: ya tenemos a tu sustituto.

Lo cierto es que Alaba llega al Madrid como un gran defensor, que puede jugar tanto de central como de lateral izquierdo y que ofrecería muchas soluciones en la parte trasera del conjunto merengue; pero lo más importante de toda la operación es que su llegada se produce de manera gratiuita. A pesar de que su arribo pueda pensarse como un problema, porque llega como el posible sustituto de Sergio Ramos, en la parte alta del club no lo ven así; más bien opinan todo lo contrario. Realmente se está usando su fichaje como un medio de presión contra el sevillano; no obstante, eso no excluye la posibilidad de que este renueve y ambos se desempeñen juntos en el terreno de juego, esto debido a que podrían complementarse bien. La cosa es que la solución la tienen dos partes que ahora están algo alejadas.

Una solución que debe llegar pronto

Tanto Florentino Pérez como Sergio Ramos quieren solucionar las cosas pronto

Todos dentro del club están trabajando para conseguir que Sergio Ramos renueve y se mantenga dos años más dentro del equipo. Al ser su buque insignia, su capitán y uno de los últimos mitos que han producido sus filas, no quieren por nada del mundo que se vaya sin renovar su contrato y por la puerta de atrás. Florentino Pérez sabe que eso sería un duro golpe para su popularidad y por eso quiere que se logren las cosas con el jugador; pero siempre bajo términos que beneficien a la entidad de la capital española. Esto porque con 35 años tampoco es que el defensor pueda ponerse exigente con el club que le ha dado todo y al que muchas veces ha declarado amor eterno; por eso también se apela a la prudencia del jugador para que acepte su último gran contrato y esté dos años más de blanco.

El plan parece muy simple, pero llevarlo a cabo es el gran meollo del asunto. Las partes coinciden en que no les queda otra solución más razonable que entenderse; tanto por sus propios intereses como los del club. Sin embargo, la entrada de Alaba a la ecuación puede ser un elemento más que acerque o aleje las posturas tanto de Sergio Ramos como de Florentino Pérez. Los días van avanzando y pase lo que pase ya el Madrid tiene un central de garantías y podría asegurarse otro si acepta renovar; así que siempre saldrá ganando.

Artículo anteriorQué es la osteoporosis
Artículo siguienteQué es ser hipocondriaco