Quantcast
jueves, 29 julio 2021 17:55

¡Era más difícil errarlo que hacerlo!

¡Qué bronca! Cuanta impotencia toda junta en un solo video. Un joven hace una de esas increíbles jugadas demostrando un control de balón realmente fantástico pero cuando le tiene que poner la frutilla del postre y cerrar ese movimiento con un golazo bueno, sucede algo que tira todo a la basura. ¡No puedes errar ese gol!

Artículo anteriorKarma nivel 9000
Artículo siguienteCuando justificas tu sueldo