Quantcast

Bolsas de té: los otros usos que puedes dar y no tienes ni idea

Hay muchas personas aficionadas a tomar té y también muchas comprometidas con el cuidado del medioambiente. Las bolsas de té son uno de esos productos que podemos reaprovechar una vez infusionadas dándoles otra vida útil y reduciendo residuos. Y es que a poco que lo pensemos seguramente podremos reciclar muchas cosas poniendo nuestro granito de arena en mejorar el mundo.

Si eres uno de los amantes del té seguramente al final del día te encuentres con varias bolsitas en tu bolsa de desechos orgánicos. A lo largo de este artículo queremos contarte algunas de las cosas que puedes hacer con ellas. Y es que aunque estén usadas el té sigue manteniendo una buena parte de sus propiedades como producto  orgánico.

Usar las bolsitas de té para cuidar nuestras plantas o jardín

Bolsas de té: los otros usos que puedes dar y no tienes ni idea

El té puede emplearse como abono para las macetas o plantas de nuestro jardín. Simplemente tenemos que mezclarlo con la tierra y conseguimos que esta gane en la cantidad y calidad de sus nutrientes. Las bolsitas de té son biodegradables, por lo que si no llevan grapa podemos enterrarlas directamente en la tierra. Además de otros nutrientes, las hojas de té contienen un 4,15% de nitrógeno y contribuyen a mejorar la estructura y la capacidad de drenaje del suelo, también pueden reducir el Ph del mismo haciéndolo más ácido (lo mismo ocurre con los posos del café).

Podemos utilizar las bolsitas de té añadiéndolas a la pila del compost atrayendo a bacterias. También sirven directamente como abono, siendo un buen alimento para las lombrices. Como hemos dicho, favorecen la acidez de los suelos que le va muy bien a plantas como los helechos y también para los rosales, solo tenemos que verter unas pocas hojas alrededor de las plantas.