Quantcast

“Repugnante”: las veces que le han llovido insultos a Dabiz Muñoz (y por qué)

En la casa de Dabiz Muñoz y Cristina Pedroche parece que hay cierto gusto por la polémica. El cocinero y la presentadora, pareja, acostumbran a ser muy activos en redes sociales, pero no siempre lo han hecho con el mismo tino. El chef madrileño, que desde que comenzó a salir con la de Vallecas ha sentido el peso de la fama en sus hombros, ha tenido ya varios incidentes en por dicha sobreexposición.

Cabe recordar que Muñoz es uno de los chefs con más reputación en España. Su restaurante DiverXo ha recibido tres estrellas Michelín y es considerado uno de los mejores de España, pero eso no va a apaciguar a los ‘haters’ de internet.

Algunos de las publicaciones del cocinero han sido especialmente polémicas, de ahí que algunas veces muchos usuarios hayan optado por cargar sus tintas sobre el marido de ‘La Pedroche’. Hoy en QUÉ! te traemos las publicaciones del chef que más han encendido a los internautas.

“REPUGNANTE”: EL LÍO DEL PICHÓN y DABID MUÑOZ

Cuando a la gente le da por ti, irá hasta el final y prácticamente cualquier cosa podrá parecerle mal. Es parte del precio que hay que pagar por la fama, y Dabid Muñoz lo sabe bien. En una de sus grescas virtuales más míticas, al chef le criticaron que hubiera colgado la foto de un pichón muerto, atravesado en su cabeza por un gancho.

A los internautas poco le importó que esta imagen se repita a diario en el restaurante del chef, sino que tuviera la falta de escrúpulos para exhibirlo. “Qué puta locura, jugoso, crujiente, ligeramente ahumado y súper tierno… ligeramente dulce y con mucho umami, sabores intensos de las especias cantonesas y una grasa debajo de la piel que se funde como mantequilla caliente… llorando fuerte”, explicaba Muñoz en su post de Instagram.

“Repugnante, la foto y el texto me parecen de una persona sin sentimientos”, comentó un usuario en Instragram. “Enhorabuena. Tienes lo que querías. Polémica. Espero que te hayan cobrado lo suficiente tus publicistas por esa basura de imagen”, señaló otro. “No puedo creer que viendo esto así a alguien le pueda apetecer comerlo, hay que tener cero corazón para que esto te guste o te haga la mínima gracia”, apuntaba uno más.