Quantcast

Supervivientes: estos son los concursantes que se saltaron las normas

Hay que reconocer que, cualquier en esas circunstancias, se pasaría las normas por el mismísimo arco del triunfo. Pero tampoco eso es una justificación, pues al fin y al cabo Supervivientes es un juego, y quien no cumpla las reglas se va a la calle o recibe penalización. La tentación está siempre ahí porque, los humanos, al igual que estamos hechos para el juego estamos dotados para la trampa y la triquiñuela. No obstante, no es fácil conseguirlo en Supervivientes, cuando tienes decenas de cámaras atentas a todos tus movimientos y sabiendo que media España está a miles de kilómetros, en el sofá de casa, dispuesta a despellejarte si incumples las normas.

Pero eso no persuade a los tramposos de intentarlo. Al final, uno está en una isla desierta en el Caribe, durmiendo bajo palmeras, comiendo insectos y pasando días sin ducharse. El cerebro no funciona igual o, directamente, no funciona. Se pueden saltar las normas por picardía y mero afán competitivo. Por desesperación, por hambre o, en algunas ocasiones, por mero desconocimiento. Pero, como reza el famoso adagio, “el desconocimiento de una ley no exime de su cumplimiento”. Por lo tanto, quien incumple paga y es penalizado. Así son las normas de Supervivientes.

Violeta Mangriñán y los suyos

En realidad, en esta ocasión no fue ella sola la infractora, pero sí fue la que más se jactó de haberlo hecho. Pongámonos en situación. De los que estaban en la isla en aquel entonces, solo Jonathan sabía hacer fuego con cañas de bambú. Los demás, es decir, Omar, Fabio, Violeta y Mahi, que no eran capaces de hacerlo, le pidieron ayuda para ello. El castigo que les impusieron fue estar atados unos a otros con grilletes, sin poder moverse de forma independiente. 

Casi todos se pasaron por el arco del triunfo ese castigo, y fueron castigados de nuevo por ellos. Pero Violeta, que siempre tiene que ir más allá, no lo ocultó y se plantó delante de la cámara en actitud retadora. Supervivientes le hizo una pregunta al público: ¿debe Violeta ser enviada a la playa abandonada como castigo por su infracción? El 79% de la audiencia sentenció que sí.