Quantcast

Los Reyes Magos visitan el Ayuntamiento de Valencia antes de comenzar a dejar regalos

Sus Majestades los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, antes de comenzar a repartir regalos en la noche más mágica del año, han visitado el Ayuntamiento de Valencia donde han sido recibidos por el alcalde, Joan Ribó, que les ha dado la bienvenida en nombre de todos los vecinos y especialmente los niños y niñas de la ciudad.

La recepción ha tenido lugar en el Salón de Cristal, en un acto en el que ha participado la Fallera Mayor Infantil de Valencia, Carla García, y su Corte de Honor, así como el concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana, y numerosos miembros de la corporación municipal, según han informado fuentes municipales.

Por las condiciones de seguridad y prevención derivadas de la pandemia, la recepción a los Reyes ha tenido este año unas características especiales y se ha tenido que celebrar sin la presencia de público, para evitar los contagios.

Sin embargo, el recibimiento oficial a Melchor, Gaspar y Baltasar ha sido transmitido en directo a través de las redes sociales municipales y también para la televisión pública valenciana, À Punt, para que todos los niños y niñas de la ciudad, y de toda la Comunitat Valenciana pudieran disfrutar de la presencia de los ilustres visitantes.

Antes de su llegada al Ayuntamiento, los Reyes Magos han querido realizar una visita al personal de los servicios esenciales del Ayuntamiento que han tenido un papel fundamental, y continúan haciéndolo, tanto durante los meses del confinamiento como después.

Así, han saludado a la Policía Local de Valencia, a los Bomberos Municipales, al Servicio de Limpieza del Espacio Público, y al personal del Centro de Servicios Sociales de la Malvarrosa (en representación de todos los servicios sociales municipales), para poner en valor el trabajo y el compromiso colectivo de las personas que trabajan en la atención y servicio a la ciudadanía.

De hecho, el alcalde se ha hecho eco de los efectos de la pandemia en la ciudad, y ha subrayado como “la gran mayoría de la ciudadanía ha respondido como tocaba”. “Y muy especialmente -ha destacado Ribó- han respondido los niños y niñas de la ciudad: los pequeños de cada casa supieron aguantar mejor que los adultos el confinamiento, se aplicaron para no perder escuela, aplaudieron a nuestro personal sanitario y los trabajadores y trabajadoras públicas”. “Y, lo que es más importante, supieron dar aliento y fuerza a los mayores para poder hacer frente a una situación nueva, incómoda y larga”, ha afirmado.

Ribó se ha dirigido a cada uno de los tres Reyes, a quienes ha pedido “sabiduría para los momentos más complicados que viviremos a lo largo de este 2021, compromiso para dar oportunidades a los jóvenes; y reconocimiento de la diversidad de un mundo global y globalizado en el que todos y todas nos necesitamos más que nunca”.

“Aún tenemos por delante un año complicado, pero la ilusión que nos traéis cada 5 de enero nos debe permitir afrontarlo conjuntamente con nuestros conciudadanos y conciudadanas más pequeñas”, ha recalcado, y ha pedido que, aparte de los juguetes, niños y mayores tengamos este año “los regalos más valorados y necesarios: la alegría, la esperanza, y las ganas de aprender y compartir”.

ESPERANZA E ILUSIÓN

Los Reyes han intervenido también en el acto protocolario. En primer lugar, Melchor ha recordado que hace ya muchos años que visitan “esta terreta para llevar regalos a los niños y niñas e invitarles a ser buenos”, y ha subrayado la importancia de recordar, “durante todo el año, a aquellos que no tienen tanta suerte”.

Por su parte, Gaspar, ha destacado como los niños han “demostrado ser responsables y generosos, ayudando a mantener la ilusión y la esperanza a los adultos en los momentos más difíciles, posponiendo aniversarios, celebraciones, juegos en el patio y extraescolares para cuidar vuestros abuelos y abuelas, demostrando solidaridad y esfuerzo en todos los cambios que le han encomendado los mayores”.

Por último, Baltasar ha explicado que a lo largo de su camino por diferentes puntos del planeta han conocido “diversos paisajes y culturas, todos importantes, que nos han demostrado una vez más que la diversidad es un valor que hay que cuidar”.