Quantcast

Cómo preparar unos mejillones a la marinera

Los mejillones a la marinera es una receta tradicional de la gastronomía del país. Aunque presenta varias versiones para su preparación en esta receta verás cómo los mejillones quedan con más sabor, además de tener una salsa suave la que hace provocar mojar un pan.

Los mejillones suelen encontrarse a un precio asequible, su consumo es recomendado ya que posee un alto contenido en nutrientes. Son proteínas de alta calidad, y su digestión es fácil; además, para las personas con problemas de anemia es recomendable el consumo de mejillones, por su alto contenido en hierro, la vitamina B12 que combate los estados de fatiga. Las mujeres en estado de gestación o lactando, pueden aprovechar los beneficios que aportan los mejillones.

Preparación de unos mejillones a la marinera

Preparación de unos mejillones a la marinera

Esta receta de marisco se diferencia por su gran olor a mar, ya que se utiliza la misma agua de la cocción para la preparación de su salsa. Aunque existen variaciones de esta salsa, ya que la misma admite muchos ingredientes, se debe tener en cuenta que su sabor y textura debe ser siempre ligera y suave. Este plato es tradicional en cualquier restaurante gallego, y especialmente, los que se encuentran en zonas costeras

Ingredientes

  • 3 Kg. de mejillones.
  • 7 hojas de laurel.
  • 3 cebollas pequeñas picadas.
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera.
  • 3 cucharadas de harina de trigo.
  • 1 vaso de vino blanco (a ser posible gallego, un ribeiro o un godello).
  • 1 vaso de caldo de cocción de los mejillones.
  • Un manojo de perejil fresco picado.
  • Sal (al gusto).
  • Aceite de oliva virgen extra.

Pasos para elaborar los mejillones a la marinera

Pasos para elaborar los mejillones a la marinera
  1. Primeramente, se deben lavar bien los mejillones, para ello, se debe retirar las barbas, los cuales son unos pelillos laterales que salen de las conchas, éstas las retiras fácilmente con ayuda de un cuchillo. Luego deben limpiarse bien para retirar el resto de barbas.
  2. Ya limpias las barbas, se colocan en una olla convencional con muy poca agua, sal y unas hojas de laurel.
  3. Estando bien tapada la olla, la debes llevar al fuego hasta que alcance el punto de ebullición. Se debe permitir que las conchas estén abiertas, seguidamente se retira del fuego.
  4. A continuación, se separan las conchas, pasando a otra olla la concha que tiene el mejillón y se reserva, si la cocina es de gas, se colocan sobre una olla de barro. Las conchas vacías se deben tirarse
  5. Ayudándote con un colador chino, se retira el agua de la cocción, la cual se reserva.

Preparación de la salsa marinera y montaje final de los mejillones

Preparación de la salsa marinera y montaje final de los mejillones
  1. Para la salsa, se coloca en una sartén un poco de aceite y se lleva al fuego, luego se añade una cebolla picada y cuando esté dorada, se debe incorporar el perejil bien picado y se remueve.
  2. Seguidamente, se debe espolvorear las cucharadas de harina, se remueve y se deja que tome color.
  3. A continuación, se vierte el caldo de la cocción del marisco, además del vino blanco y ayudándote con una cuchara se debe incorporar el pimentón. Se debe mezclar bien los ingredientes y permitir que cocinen unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando durante este tiempo.
  4. Transcurrido el tiempo recomendado, se vierte la salsa en la olla en donde están los mejillones, permitiendo que se cocinen 1 ó 2 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando para que la salsa espese, se debe tener cuidado que no se pegue al fondo
  5. Finalmente, antes de servir, se deja enfriar unos minutos, logrando de esta manera, que la salsa repose. Si se preparó en una cazuela de barro se puede presentar directamente en ella.

Si quieres conocer cómo cocer mejillones para que queden en su punto, ingresa aquí

Consejos

  • Los mejillones pueden limpiarse con ayuda de un cuchillo, o utilizando un estropajo de aluminio solo para este fin.
  • Si después de comprarlos no los usarás al momento, puedes preservarlo en el refrigerador no más de dos días.
  • Para lograr que se conserven vivos y en excelente estado hasta su preparación debes envolverlos en un paño humedecido con agua manteniéndolos en la parte menos fría de del refrigerador, es decir, en la zona de las verduras
  • Otra observación a tener en cuenta al momento de comprarlos es que estén bien cerrados o casi cerrado
  • Si al adquirir los mejillones, los eliges ya en su concha, solo se debe preparar el sofrito e incorporar los mejillones.
  • Si se desea, se puede añadir tomate al sofrito, siendo ésta una de las variantes para la receta.
  • Se puede sustituir el pimentón dulce, por pimentón picante o añadir una o dos cayenas.
  • El vino blanco que se utiliza, pierde el alcohol, pero deja un aroma y un sabor muy delicioso, en los mejillones a la marinera. Lo recomendable es utilizar un vino gallego, con el que luego se puedan disfrutar los mejillones. Pero de ser necesario, también quedan bien con una manzanilla andaluza.
  • Si eres de los que no le gusta encontrar la cebolla, puedes triturar la salsa con la batidora de los mejillones a la marinera.
  • Por lo general, los mejillones a la marinera suelen consumirse recién hechos, aunque fríos también quedan bien
  • Al momento de servirlos, se puede espolvorear perejil fresco picado.