Quantcast

Para qué es mala la cúrcuma

La cúrcuma es una planta que tiene flores amarillas y que la raíz es muy similar a la del jengibre. Familia del zingiberaceae y proveniente generalmente desde la India, lugar donde se le da uso de infinitas maneras.

La cúrcuma tiene un sabor amargo pero desprende un aroma agradable. Se dice que su nombre proviene de “kurkum”, que significa azafrán en Persia. Ingrediente en la cocina y en algunas recetas medicinales, la cúrcuma puede ser considerado un ingrediente por excelencia.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES UNA EMBOLIA PULMONAR

Sin importar sus diversos nombres, la cúrcuma es conocida a nivel mundial por su significativos beneficios, aromas y sabores.

Usada por los persas quienes le dieron el uso como un tinte para el cuerpo. En ese entonces adquirir cúrcuma era costoso, pues se utilizaba en rituales tradicionales.

Mientras que para Indonesia, el arroz con cúrcuma es un plato que nunca falta en las bodas. Tradicionalmente en Indonesia, se les pintaba los brazos con cúrcuma para atraer la felicidad en el futuro.

Mientras que los hindúes suelen utilizarse, desde hace un gran tiempo, para temas medicinales y para preparar grandes platos. Pollo al curry o marinados, son hechos con lo más exquisito de la cúrcuma.

La cúrcuma como medicina

La cúrcuma como medicina

Este tipo de condimento ha sido beneficioso alrededor del mundo y tal ha sido su importancia y sus propiedades beneficiosas para el organismo, que se han hecho cientos de remedios a partir de la raíz.

La cúrcuma es utilizada como ‘tratamiento’ en algunos países para atender los siguientes malestares:

  • Artritis
  • Acidez estomacal (dispepsia)
  • Dolor en las articulaciones
  • Dolor de estómago
  • Enfermedad de Crohn
  • Colitis ulcerosa
  • Hemorragia
  • Diarrea
  • Gases intestinales y distensión abdominal
  • Pérdida de apetito
  • Ictericia
  • Problemas del hígado
  • Infección por Helicobacter pylori
  • Ulceras de estómago
  • Síndrome del intestino irritable
  • Trastornos de la vesícula biliar
  • Colesterol alto
  • Fatiga

También se utiliza para atender dolores de cabeza, bronquitis, resfriados, infecciones pulmonares, la fibromialgia, fiebre, problemas menstruales y alergias.

Otros usos incluyen problemas renales, diabetes, la retención de agua, tuberculosis y la inflamación de la vejiga urinaria (cistitis).

Algunas personas aplican cúrcuma para la piel para el dolor, inflamaciones, picaduras, acné, las condiciones inflamatorias de la piel y llagas en la piel, dolor en el interior de la boca, heridas infectadas, y enfermedades de las encías.

La cúrcuma también se utiliza como un enema para las personas con enfermedad inflamatoria intestinal.

Todo esto debido a su contenido de nutrientes tales como vitaminas C, E y K, proteínas, sodio, fibra dietética, calcio, magnesio hierro y zinc.

¿La cúrcuma podría ser mala para la salud?

¿La cúrcuma podría ser mala para la salud?

Pese a que la cúrcuma es considerada una de las grandes especias, también es cierto que su consumo en exceso puede traer consecuencias a corto o mediano plazo. Todo dependiendo de la cantidad de condimento que se consuma.

La cúrcuma generalmente no causa efectos secundarios significativos si se ha incidido en su consumo excesivo, sin embargo se puede experimentar malestar estomacal, náuseas, mareos o diarrea.

Siempre, pese a su contenido bueno, es recomendable consumirla moderadamente debido a que es una de las especias con mayor contenido en micotoxinas. Por ello siempre es recomendable controlar el consumo.

La cúrcuma podría representar un problema para aquellas personas que tienen dificultades con la vesícula biliar y desde luego aquellas mujeres que están embarazadas. En el caso de las personas que tienen problemas con la vesícula como cálculos o piedras, consumir cúrcuma puede causar cólicos.

De hecho, algunos médicos aconsejan que se debe detener el consumo en caso de padecer alguna enfermedad en el hígado como ictericia, hígado graso o cirrosis. Pese a que la cúrcuma funciona para tratar problemas hepáticos, muchas veces lo que hace es complicar o no funciona para atacar las dolencias.

En lo que respecta al tema del embarazo, muchas veces no es recomendable consumir condimentos y mucho menos la cúrcuma. Se dice que esta podría ocasionar un periodo menstrual o estimular el útero poniendo el embarazo en situación de riesgo.

Problemas de sangrado

Problemas de sangrado

Otro problema que podría representar la ingesta excesiva de cúrcuma, es retardar la coagulación sanguínea. Lo que genera un riesgo de hematomas y sangrado en personas con trastornos de la coagulación.

Es recomendable evitar la combinación de cúrcuma con cualquier anticoagulante o antiagregantes plaquetarios. Es preferible siempre consultar al médico sobre qué alimentos puede y no puede consumir.

Además, es preciso tener en cuenta que la combinación de cúrcuma con cualquier medicamentos como aspirina o ibuprofeno, puede causar trastornos de sangrado. Lo más seguro es consultar al médico tratante.

Otro punto importantes es que la cúrcuma puede causar malestar estomacal en algunas personas. Podría agravar incluso el reflujo gastroesofágico. También podría impedir la absorción del hierro.

Este condimento se debe utilizar con precaución en personas con anemia por deficiencia de hierro.

Todo consumo excesivo hace daño, por ello es recomendable siempre preguntar a un especialista sobre los riesgos que podría representar la ingesta excesiva de dicho condimento.