Quantcast

El director de la Policía se encara con la CUP en el Congreso

El director de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, se ha rebelado este miércoles en el Congreso ante las acusaciones contra la Policía lanzadas por a CUP y ha tachado de “intolerable”, además de falso, que se achaquen a los agentes “abusos”, impunidad e incluso “recochineo”. “No es bueno tener prejuicios”, ha replicado.

En su comparecencia ante la Comisión de Interior, Pardo Piqueras ha acusado al diputado de la CUP Albert Botrán de lanzar “clichés que van por ahí”, pero cuya realidad “es cero”. De hecho, ha asegurado que las encuestas reflejan que la confianza en la Policía Nacional que hay en Cataluña es muy alta, al nivel de los Mossos d’Esquadra.

OJALÁ NO TENGA QUE LLAMAR UN DÍA A LA POLICÍA

El problema, a su juicio, es que “algunos” diputados, en alusión a Botrán, “dedican demasiado tiempo a intentar generar una imagen distorsionadas de la Policía”, cuya labor es “muy importante”. “Dios no quiera que usted necesite algún día de su actuación”, ha añadido, lo que ha desatado las protestas del representante de la CUP, que ha visto esas palabras como una amenaza.

El director de la policía ha negado que estuviera amenazando a nadie y, ante las quejas del diputado independentista, la presidenta de la comisión, la socialista Ana Botella, ha intentado zanjar el incidente recordando al parlamentario de la CUP que no estaba en el uso de la palabra. “Pues esté más atenta con la comparecencia”, ha protestado el diputado.

Pardo Piqueras ha insistido en defender a la Policía y ha aconsejado al diputado “no tener prejuicios, que son juicios previos negativos, respecto de los cuerpos policiales”. “Ni son abusadores, ni actúan con impunidad ni ejercen su actividad con recochineo –ha proclamado–. Debería corregir sus afirmaciones”.

En otro momento de su comparecencia ha defendido las medallas concedidas a los policías desplazados en Cataluña frente a las protestas independentistas: “Están bien concedidas”, ha zanjado, aunque también ha recordado que en el 1 de octubre de 2017 quien gobernaba era el PP.

LOS CASCOTES NO SURGEN, ALGUIEN LOS ARROJÓ

Y ha insistido con Botrán, recodando que cuando se ven las fotos de un policía rodeado de cascotes, esos cascotes “no aparecieron por generación espontánea, sino porque se los habían arrojado”. Por tanto, ha rechazado que esa violencia se justifique por las protestas: “Tirar adoquines contra una persona, sea policía o no, no está justificado nunca por ningún motivo –ha dicho al diputado–. No justifiquemos no injustificable”.

Pardo Piqueras ha rechazado las “lecciones de valores y de sensibilidad social” y ha dicho tener la misma que el propio diputado independentista. “Seamos rigurosos y justos”, ha zanjado.