Quantcast

Vacuna del covid: cómo te van a citar y qué pasa si te niegas a vacunarte

Tras muchos meses de incertidumbre, de dolor y de angustia, hace un par de meses que tuvimos una primera buena noticia. Las vacunas contra el covid, desarrolladas a toda prisa en lo que ya constituye una hazaña científica destinada a perdurar y a pasar a la historia, eran efectivas para combatir la enfermedad. Aunque no significa ni mucho menos el final de la pandemia, sí que es al menos el principio del fin de esta pesadilla que nos ha traído de cabeza los últimos meses. Tal y como repiten las autoridades, no hay que bajar la guardia ni relajar las medidas higiénicas y de seguridad, pero empezamos a tener una perspectiva cierta de que es posible volver a la “vieja normalidad”.

Y este pasado domingo, al fin, hemos visto cómo empezaban a administrarse las primeras dosis en nuestro país. La primera ciudadana española en vacunarse fue Araceli Hidalgo, una granadina de 96 años que vive en la residencia de Los Olmos, en la provincia castellano-manchega de Guadalajara. El objetivo que se ha marcado el gobierno es conseguir la vacunación del 70% de la población, de tal modo que se consiga la conocida “inmunidad de rebaño”. Aún queda mucho por aclarar acerca de la logística de la campaña de vacunación, una de las más ambiciosas que se recuerdan, pero ya empezamos a saber alguna cosa. 

Así es la vacuna de Pfizer

vacuna

De las varias vacunas que han probado su efectividad y que están siendo administradas en todo el mundo, en España de momento se está recurriendo a la de Pfizer. El laboratorio farmacéutico estadounidense fue de los primeros en anunciar la efectividad de su vacuna. Se trata de una vacuna desarrollada con la tecnología ARN, para enseñarle a nuestro inmune a combatir y repeler el coronavirus. La vacuna incluye en su composición un pequeño fragmento del código genético del virus que sirve para desactivarlo.

En el momento en que este código se introduce en el organismo, al sistema inmune se activa para combatir el covid. Y lo que hace, entonces, es empezar a atacar a ese agente invasor para neutralizar su efecto. La propia Pfizer se lo explicaba a la prensa de este modo: “Una vez que el ARNm de una vacuna está dentro de las células del cuerpo, las células siguen las instrucciones para producir las proteínas o los antígenos, que luego pueden mostrarse en la superficie celular y ser reconocidos por el sistema inmunológico del individuo vacunado, lo que genera una respuesta inmune al antígeno de la vacuna”.