Quantcast

60% de los ancianos usa Internet con más frecuencia ahora que antes del Covid

El 62,2% de las personas que superan los 65 años utiliza Internet con mayor frecuencia ahora que con anterioridad a la irrupción del Covid-19, según un análisis realizado por la operadora de telecomunicaciones Adamo sobre los cambios en los hábitos digitales antes y después de la pandemia en ciudadanos que se encuentran en edad de jubilación.

En un comunicado, la compañía detalla que, según los datos de esta encuesta llevada a cabo en colaboración con la consultora Análisis e Investigación, un 36% de los mayores de 65 años utiliza ‘algo más’ Internet tras el coronavirus, mientras que el 19,2% lo usa ‘bastante más’ y el 7% ‘mucho más’.

Asimismo, ocho de cada diez encuestados se muestran convencidos de que Internet resulta “imprescindible” en los actuales tiempos de pandemia. En concreto, tomando como referencia una valoración de 0 a 10 -siendo el máximo ‘totalmente imprescindible’-, el 81,8% se posiciona entre el 6 y 10.

Por otro lado, el estudio apunta que, aunque el 96% de los encuestados ya contaba con conexión a Internet antes de la llegada del coronavirus, el 43% de los mayores de 65 años que contrataron los servicios de algún operador en el último año admite que el motivo de hacerlo fue precisamente la pandemia.

Adamo también agrega que el tiempo de uso de Internet continúa al alza también en este segmento de la población, ya que más del 64% de los mayores de 65 años se conecta entre una y cuatro horas al día a la red en tiempos de coronavirus.

Por su parte, el 18% rebasa las cuatro horas de conexión por jornada y el 5% permanece ‘online’ un tiempo superior a las ocho horas. Asimismo, las personas en edad de jubilación que se conectan a Internet al menos 60 minutos al día son casi el 90% del total.

El estudio realizado por Adamo en colaboración con Análisis e Investigación sobre hábitos digitales antes y después de la pandemia se basa en 400 entrevistas hechas a personas con más de 65 años de edad y que presenta un error muestral de +/- 3,9%, así como un grado de confianza del 95,5% en condiciones habituales de muestreo.