Quantcast

La incidencia acumulada en Extremadura roza los 400 casos por 100.000 habitantes

La incidencia acumulada de coronavirus en Extremadura roza este lunes los 400 casos por 100.000 habitantes a los 14 días, según ha informado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad, José María Vergeles, quien ha calificado esta cifra como “alta”.

Así, la incidencia de la pandemia en la región es “elevada”, con una cifra aproximada de 390 casos por 100.000 habitantes, aunque Vergeles ha reconocido que en los últimos días se ha producido una ralentización en el ritmo de crecimiento.

En rueda de prensa, el consejero extremeño ha recalcado que los datos que se conocerán este martes serán los primeros sin el efecto “fin de semana”, por lo que se verán los efectos “reales” que ha provocado el fin de semana del Black Friday, el Puente de la Constitución y los primeros días de las fiestas navideña.

Como “buena noticia” el consejero extremeño ha valorado que la incidencia acumulada a los siete días se va aproximando al 50 por ciento en la región, aspecto que no se conseguía en la última semana, y que este lunes será de unos 200 casos por 100.000 habitantes.

Asimismo, también ha considerado “buena noticia” que la incidencia acumulada en personas mayores de 65 años este lunes no llega a los 200 casos por 100.000 habitante a los 14 días, y a los siete días también se va bajando “claramente”.

PRESIÓN ASISTENCIAL “ASUMIBLE”

José María Vergeles ha reconocido que se ha incrementado en los últimos días la presión asistencial pero en estos momentos es “asumible”, ya que la ocupación de camas de agudos en hospitales por Covid es de alrededor del 6 por ciento y en camas UCI del 15 por ciento.

Por ello, como ha insistido, estas cifras son de momento asumibles pero ha considerado que no se pueden perder de vista porque pudieran dar “problemas” de cara a los meses de invierno.

MENSAJES A LA CIUDADANÍA

En su intervención, el consejero se ha dirigido a los ciudadanos, a los que ha dicho que “no vale hacerse trampas al solitario”, ya que se está observando, no solo en Extremadura, que, por diferentes razones, a los trabajadores que hacen el rastreo de los casos se les está “ocultando información”.

Este hecho, además de ser una infracción en materia de salud pública, es una “irresponsabilidad” porque se puede estar generando contagios y, aunque ha reconocido ser consciente de que estar confinado en estas fechas por ser positivo o contacto estrecho es duro, ha remarcado que es “más duro” contagiar a personas que están cumpliendo con las normas y “no se lo merecen”.

Asimismo, ha querido agradecer a la sociedad extremeña su comportamiento, así como a los titulares de establecimientos de comercio u hostelería, ya que es conocedor del “esfuerzo” que están realizando, además de añadir que la Junta ha trabajado desde el inicio de la pandemia para combinar la protección de la salud con el desarrollo social y económico.

Finalmente, ha invitado a la sociedad a seguir colaborando con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, ya que la pandemia no ha acabado con la puesta de las primeras dosis de vacuna este pasado domingo.

De esta forma, ha estimado como previsible que cuando se llegue a la mitad de 2021 esté vacunada entre el 65 y el 70 por ciento de la población, con lo que se habría llegado a la inmunidad de rebaño y se podría afrontar la pandemia de otra forma, pero hasta entonces ha apelado a la colaboración ciudadana para llegar en las “mejores condiciones” al momento de la vacunación.