Quantcast

¡Adiós aburrimiento! Los mejores juegos para disfrutar con tus hijos en Navidad

En Navidad tenemos la suerte de poder estar con los nuestros un poco más, lo que siempre es una buena noticia, pero a veces es difícil contentar a los más pequeños de la casa. Ociosos del ‘cole’, y con una gran energía por liberar, muchas veces no sabemos qué hacer con ellos dentro de las cuatro paredes de nuestro hogar. Con estos juegos y actividades que hoy te proponemos, no habrá tiempo para el aburrimiento en estas fiestas.

Y es que no nos damos tiempo, pero algo tan ‘absurdo’ como pasar un rato jugando con nuestros hijos puede hacer que estos ganen en seguridad, que su autoestima se vea reforzada y que, en definitiva, sean más felices. Lo ideal sería que se mezclen juegos de movimiento con juegos de atención y de habilidad, para así asegurar una formación lo más diversa posible. Que sepas que pasándotelo bien también podrás proporcionarle las habilidades, actitudes e información necesarias para el crecimiento y desarrollo de tu retoño.

En Navidad tenemos mucho más tiempo para jugar con los nuestros.

BENEFICIOS DE JUGAR CON TUS HIJOS

Los padres tenemos un papel fundamental en el juego de los niños. Jugar es una forma muy provechosa de dedicarles el tiempo que necesitan, pues encima podremos ir fortaleciendo nuestros lazos afectivos y podemos transmitirles nuestros conocimientos. Esto también le vendrá bien para entender el funcionamiento de la sociedad, ya que la familia es el primer grupo social del niño y donde ensaya todo aquello que luego va a realizar en la calle. También sirve para educarlos en el funcionamiento de la sociedad ya que la familia es el primer grupo social del niño y su principal educador. Este tiempo de juego le dará seguridad, fortalecerá su autoestima y contribuirá a su felicidad.

De esta manera, si vemos el juego como una actividad fundamental en el desarrollo del niño, entenderemos la necesidad de fomentarlo. Lo ideal sería que tus hijos tuviesen acceso a juegos variados que les proporcionen tiempo para estar con otros niños, solos y con su familia. También es muy sano que estas actividades se realicen tanto al aire libre como en el interior. ¡En Navidad tienes mucho más tiempo para hacerlo!

No te haces una idea de los beneficios que tiene jugar con tus hijos.