Quantcast

Un toque dulce: cómo hacer galletas de zanahoria riquísimas

Las galletas de zanahoria son la mejor opción para una riquísima y saludable merienda de media mañana o para la tarde. Con esta receta puedes prepararlas para que tus hijos las lleven como bocadillos para el colegio o integrarlas a tu dieta para mejorar tu salud.

Estas galletas no llevan mucho tiempo de preparación, además podrás encontrar algunos consejos extra para obtener las mejores galletas caseras, los cuales podrás aplicar para cualquier otra preparación.

Ingredientes

Zanahorias para las galletas

Para preparar unas 15 unidades de estos saludables bocadillos, vas a necesitar contar con lo siguiente:

  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 2 zanahorias (100 gramos).
  • 80 gramos de azúcar.
  • 100 gramos de mantequilla.
  • 100 gramos de harina de trigo.
  • Sal.

Preparación

Preparación de las galletas de zanahoria

Elaborar estas galletas es bastante sencillo, y para ello dolo debes seguir estas indicaciones:

  1. Para comenzar debes precalentar el horno a 200°C.
  2. Ralla las zanahorias con ayuda de un rallo para queso.
  3. Hecho esto, en un recipiente debes comenzar a batir la mantequilla junto con el azúcar. Para esto puedes usar una batidora eléctrica o si lo prefieres usa tus manos. Pero debes asegurarte de que la mantequilla esté a temperatura ambiente.
  4. Deja debatir para añadir las ralladuras de zanahoria, luego sigue batiendo mientras vas agregando el resto de los ingredientes: la esencia de vainilla, la levadura y la harina de trigo. Mezcla bien hasta que todos los ingredientes estén completamente integrados.
  5. Una vez que la masa esté lista, comienza tomando algunas porciones y ve formando bolitas. Para que todas tengan más o menos el mismo tamaño puedes usar una cuchara sopera para ayudarte a tomar la masa de las galletas.
  6. Las bolitas las puedes depositas en una bandeja para hornear con papel para hornear. Deja que las galletas se horneen por unos 15 minutos o hasta que comiencen a dorarse.

Y listo, así de fácil. Ten en cuenta que debes dejarlas enfriar completamente antes de sacarlas de la bandeja o podrían deshacerse. Y si te han sobrado algunas puedes guardarlas dentro de un recipiente hermético para que se conserven sin problema alguno.

Si lo deseas también puedes agregarles algunos trozos de nueces o avellanas durante la preparación para darles más sabor y un toque crocante.

Consejos para unas galletas perfectas

Consejos para las galletas perfectas

Estos rápidos consejos pueden servirte no solo para la preparación de estas galletas de zanahoria, también puedes aplicarlos para cualquier receta que quieras preparar:

  • Recuerda siempre usar mantequilla a temperatura ambiente ¿por qué? Pues esta se integrará mejor con los ingredientes secos y además ayudará a que la galleta mantenga su forma cuando se hornee. Pero en caso de que tu mantequilla haya estado en el refrigerador, puedes cortarla en trozos y rallarla.
  • Otro consejo es que tienes que batir muy bien la mantequilla y el azúcar, el resultado de esta mezcla debe tener una consistencia suave. Para ello puedes mezclar bien estos ingredientes por unos 10 minutos seguidos, de esta forma podrás obtener unas galletas súper esponjosas al hornearlas.
  • Para evitar que las galletas te queden como una piedra puedes reducir la cantidad excedente de harina, de esta manera obtendrás unas galletas mucho más tiernas. Su vas a usar alguna cuchara o una taza, puedes usar un cuchillo para rasar el exceso de harina.
  • Una vez que tengas tu masa lista, puedes enfriarla antes de hornearla, para ello solo tendrás que dejarla un tiempo en el refrigerador. Esto sirve para que la masa sea mucho más fácil de manejar en caso de que tengas que aplanarla con el rodillo. Además que realzará los sabores ya que los ingredientes tendrán tiempo para integrarse bien.
  • Si vas a usar moldes cortadores, puedes enharinarlos para que la masa no se adhiera al cortar y que de esta manera no pierdan la forma al momento mover la masa a la bandeja.
  • Reduce la temperatura del horno antes de sacarlas, de esta forma evitarás que el exterior de estas quede demasiado crujiente antes de que se terminen de cocinar en el interior.
  • Antes de finalizar, retira las galletas del horno mientras aún estén tiernas, esto se debe a que en ocasiones estos bocadillos tienen a quemarse fácilmente, por lo que es recomendable sacarlas un poco antes y que se terminen de cocinar con el calor almacenado en la bandeja.
  • Por último, deja que se enfríen totalmente antes de guardarlas pues es posible que se acumule la humedad de las galletas y terminen blandas en lugar de crujientes.

Beneficios de las galletas de zanahoria

Beneficios de la zanahoria

Como ya se mencionó con anterioridad, estos bocadillo no son solo deliciosos, también son muy nutritivos y le aportan a tu organismo una gran variedad de vitaminas y nutrientes. Entre los aportes de la zanahoria se pueden mencionar los siguientes:

  • Este vegetal es muy conocido por mejorar la salud ocular.
  • Vigoriza la mente gracias a sus aportes de potasio y fósforo, esto se debe a que estos minerales también regenerar las células nerviosas.
  • La zanahoria contiene altos niveles de carotenoides, los cuales son las sustancias que le san su característico color naranja y que además previenen la aparición del cáncer de mama y de pulmón. Estas sustancia también transforma la Vitamina A y así fortalecer el cabello y las uñas, además de darle elasticidad a la piel.
  • Este vegetal también contiene propiedades antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro.
  • Debido a sus aportes en fibra, las zanahorias son buenas para combatir el estreñimiento al funcionar como un laxante natural.
  • Gracias al flúor que contiene, cuida los dientes y las encías.
  • En consumo habitual de éste vegetal ayuda mejorar la salud del corazón, manteniendo las arterias despejadas y permitiendo así un mejor flujo sanguíneo.