Quantcast

Cómo aumentar tu productividad para acabar antes con el trabajo

¿Te sientes abrumado por el trabajo? Quizás el problema no está en la cantidad de trabajo sino en la forma en que lo estás manejando. Es posible que estés haciendo cosas que en realidad no deberías hacer y dejas a un lado el trabajo que realmente necesita hacerse, lo que afecta tu productividad.

Después de leer publicaciones anteriores sobre las causas de la procrastinación, cómo lidiar con ella y la mejor manera de aumentar la productividad en el trabajo, sin encontrar respuestas, te sentirás afortunado al leer este artículo.

¿CÓMO AUMENTAR LA PRODUCTIVIDAD EN EL TRABAJO?

Con unos pequeños cambios, puedes poner en marcha una cadena para hacer más cosas en menos tiempo. Aquí hay algunos cambios que puedes realizar para lograr precisamente eso, aumentar la productividad en el trabajo:

Trabaja en tu yo futuro, hoy

A menos que hagas algo al respecto, seguirás posponiendo las cosas. Depende de ti ahora.

Eso no significa que debas convertirte en la persona más productiva en un día, pero puedes hacer un compromiso continuo al respecto.

Cómo aumentar tu productividad para acabar antes con el trabajo
Cómo aumentar tu productividad para acabar antes con el trabajo

Sigue trabajando en ello y, antes de que te des cuenta, habrás creado un futuro mejor para ti, más productivo y más próspero. La idea es pensar en tu futuro próximo, en lo que podrías lograr si haces las cosas a tiempo, sin distracciones.

Se productivo, incluso cuando no estés trabajando

Mantén una lista con pequeñas tareas productivas que puedas hacer como descanso. Limpiar tu escritorio o algunas partes de él, llamar a un cliente, buscar algo para tus próximas vacaciones… Cosas que deben hacerse y que no toman más de cinco minutos. Este tipo de actos aclara tu mente, te da un respiro y te prepara para la próxima gran tarea.

Levántate más temprano

¿Eres una de esas personas que se levanta justo a tiempo para ducharse, comer algo mientras organizas todo para luego salir corriendo del trabajo? ¿Por qué no levantarte media hora antes? Alargar la alarma 5 minutos más, no te hace dormir más y tu día puede comenzar con mucho más estrés. Si te duermes un poco antes y te despiertas más temprano, te dará tiempo de hacer muchas cosas ¡Incluso podrías meditar antes del trabajo!

ALGUNOS OTROS MÉTODOS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

Prepara tu día

Si levantarte más temprano no es tu mejor taza de té, ¿qué tal si se tomas un tiempo al final de cada día para crear algo de tranquilidad para mañana por la mañana? Planifica tu trabajo, prepara todo lo extra que debas hacer para que puedas comenzar la mañana de inmediato.

De esa manera, no es necesario que te despiertes con esa leve sensación de pánico ante la imprevisibilidad de las tareas de hoy: ¡ya sabes lo que va a suceder! No dejes que tu productividad se vea afectada por algo tan simple.

Pon un límite a tu tiempo

Es irónico: muchas personas trabajan muchas horas y piensan que lo están haciendo muy bien. Lamentablemente, la cantidad de horas dedicadas a trabajar no es una referencia para hacer tal número de actividades.

Tu mente trabaja mejor y más rápido cuando tiene limitaciones. Una fecha límite inminente te hace mucho más productivo. Así que aprovecha el poder del tiempo: limita la cantidad de horas que trabajas y hazlo de manera más productiva mientras lo haces.

Aumentar tu productividad
Aumentar tu productividad

Limita tu lista de tareas pendientes

A menudo tenemos la tendencia a poner demasiadas cosas en la lista y luego saltar de un trabajo a otro, solo terminando pequeñas partes de cada uno y perdiendo mucho tiempo en cada tarea. Y al final, no completamos nada, afectando nuestra productividad y además la calidad del trabajo final.

Así que haz esa lista larga y completa… y luego selecciona las 3 o 5 tareas que realmente quieres o necesitas hacer. Asegúrate de que cuando hayas terminado, puedas estar satisfecho con tu día.

Comienza con lo más importante, antes de hacer cualquier otra actividad (especialmente antes de revisar tu correo electrónico o redes sociales).

¿QUÉ MÁS PUEDES HACER?

Aplicar el principio de los comerciales de televisión

Algunos canales de televisión comienzan con un nuevo programa tan pronto como termina el anterior. Unos minutos más tarde, llegan los comerciales. ¿Por qué? Porque para entonces, la gente ya está viendo el próximo programa. Quieren ver qué pasa.

Lo mismo ocurre con tu trabajo: no te tomes descansos entre tareas, sino un poco después de haber comenzado una nueva tarea. De esa manera, también tendrás cosas concretas en las que pensar y, automáticamente, comenzarás a trabajar antes.

Tome descansos breves

Todos merecen un regalo después de trabajar duro. ¡Pero no te quedes demasiado tiempo! Unos minutos para recuperar el ritmo de productividad son más que suficientes, en lugar de perder el impulso con un descanso de media hora.

Fija un tiempo para la recreación

Las redes sociales como Facebook son una forma poderosa de mantenerse conectado, pero dos o tres veces al día durante cinco minutos deberían ser suficientes, mientras trabajas.

Después de eso, se convierte en una pérdida de tiempo, como muchas otras recreaciones en línea y fuera de línea. Fija una hora para ellos, como de cinco a cinco y media.

Aumentar la productividad
Aumentar la productividad

Deja de leer sobre la gestión del tiempo

Hay una gran diferencia entre poder hacer algo y hacerlo. Probablemente ya sepas todo lo que necesitas, especialmente si conoces la regla de oro de la productividad. Es como saber cómo funciona un coche, pero no poder arreglarlo tú mismo. Así que toma las herramientas, practícalas y hazlo hasta que se convierta en un hábito.