Quantcast

Cómo se usa el punto y coma

El punto y coma, de acuerdo a la RAE, es un signo de puntuación que indica una pausa mayor que la marcada por la coma y menos que la señalada por el punto. Este signo de puntuación se emplea para indicar los diversos tipos de relación sintáctica que se pueden establecer entre distintas unidades lingüísticas.

La RAE refiere que, de todos los signos de puntuación, el punto y coma presenta un mayor grado de subjetividad en su empleo. De hecho, señala que en muchos casos, es posible optar en “reemplazo” por otro signo de puntuación, como el punto y seguido, los dos puntos o la coma.

Lea TAMBIÉN: CÓMO JUGAR AL PARCHÍS

El punto y coma es un signo que interviene la subjetividad del autor. Además, este signo de puntuación también funciona para separar unidades textuales básicas.

Siempre el punto y coma se escribe pegado a la palabra o signo que lo antecede y separado por un espacio de la palabra o signo que aparece.

¿Cómo utilizar el punto y coma?

¿Cómo utilizar el punto y coma?

El punto y coma se puede usar de dos formas:

  • Jerarquizar la información. Aquella que aclara las relaciones entre los elementos de un determinado texto.
  • Indicar la relación semántica. Se refiere a aquellas que el autor establece entre las unidades lingüísticas, es decir, el grado de dependencia o relevancia entre ellas.

El uso de dicho signo de puntuación depende de factores tales como el contexto, longitud y la complejidad de las secuencias que se separan y la presencia de otros signos.

Aquellas oraciones independientes entre las que existe una estrecha relación semántica deben separarse con punto y coma. Si el vínculo se estima débil, se puede utilizar el punto y seguido, mientras que la relación semántica es de dependencia entre las oraciones conectadas, también se pueden usar los dos puntos.

También se emplea el punto y coma para separar oraciones independientes que forman parte de un mismo enunciado y que se complementan entre sí.

Ejemplos:

  • Puede irse a casa; ya no hay nada más que hacer hoy.
  • No te vayas; todavía no he terminado contigo.
  • No vale la pena ir a pie; estamos muy lejos.

Punto y coma entre oraciones coordinadas

Punto y coma entre oraciones coordinadas

Este signo de puntuación también puede usarse para separar los miembros gramaticalmente equivalentes de las estructuras coordinadas copulativas, disyuntivas y adversativas.

Oraciones coordinadas copulativas y disyuntivas

Se separan con punto y coma los miembros de las oraciones en las que se suceden expresiones complejas que incluyen comas o que presentan cierta longitud.

Ejemplo

  • A la reunión vinieron Himelda, la directora del departamento de estudiantes; Gonzalo, encargado de control estudiantil; Valentina, que lleva las comunicaciones deportivas, y Castillo, que hizo las veces de secretario.
  • Cada equipo deberá ir por diferentes zonas: Juan por la zona del frente; María, por la zona del patio, y Mario, por la zona deportiva. 

Oraciones coordinadas adversativas

Se escribe punto y coma ante las conjunciones pero, mas, aunque, cuando las oraciones vinculadas tienen cierta longitud, y especialmente si alguna de ellas presenta comas internas:

Ejemplo

  • No estuvo mucho tiempo en aquella ciudad tan fría; pero, mientras estuvo allí, disfrutó de todo lo que le ofrecía.

Punto y coma al final de enunciados

Punto y coma al final de enunciados

Este signo de puntuación también se utiliza al final de cada enunciado de una lista o relación.

Ejemplo: Para hacer el dibujo, deben traer:

  • lápices de todos los colores;
  • sacapuntas;
  • papel cartón;
  • tijera;
  • lápices;

Separación de oraciones con estrecha relación semántica

Separación de oraciones con estrecha relación semántica

Se utiliza el punto y coma para separar oraciones sintácticamente independientes, entre las que existe una estrecha relación semántica. Ya sea de causa y efecto o de hecho y consecuencia. También se utiliza en aquellas oraciones en las que las segundas oraciones explican y las primeras aclaras.

  • Se les veía a todas horas muy felices; estaban recién casados.
  • María no pudo ir a trabajar; estaba muy enferma.
  • Se le sentía mucha rabia en su voz; siempre estaba gritando.

En estos casos también se puede usar punto y seguido, aunque dependerá de la vinculación semántica de la persona que está escribiendo y que considera existente entre los enunciados.

Conectores

Se escribe punto y coma antes de los conectores adversativos, concesivos o consecutivos: pero, mas, aunque, sin embargo, por tanto, por consiguiente, es decir, por lo tanto. El uso del signo de puntuación es válido cuando las oraciones que comienzan tienen cierta longitud.

Ejemplos:

  • Se tuvo que cancelar el juego de pelota por el exceso de lluvias en la zona donde se iba a realizar; por lo tanto, la competencia quedó aplazada hasta que llegue el verano.
  • La mayoría de las personas disfrutaron de la obra durante toda la noche; sin embargo, hubo algunos que se fueron temprano.
  • Siempre se ha dicho que es una persona muy ocupada y que no saca tiempo, sino, para su trabajo; es decir, se le olvida que también tiene familia.