Quantcast

Por qué deberías borrarte de Facebook definitivamente

Facebook está pasando de moda, eso es un hecho que circula cada vez con más fuerza por la sociedad mundial. Toda red social ha pasado o pasará por este proceso. Por recordar algunas podemos empezar por Myspace, Messenger, Tuenti o más recientemente Snapchat. Todas estas redes sociales tuvieron su apogeo hace un tiempo y tal y como llegaron, se fueron. Probablemente pasará también con las principales rede de la actualidad, y ya está pasando con Facebook. Es cierto que ha sido quizá la más potente en la historia, pero la gente ya empieza a dar su ciclo por cerrado. Esto ya pasó con Twitter, pero su potencia informativa la mantiene a flote y con gran salud, pero Facebook no tiene este aspecto entre sus virtudes. Veamos por qué deberías borrarte de Facebook definitivamente.

Existen muchas razones por las que la gente se quita su cuenta de Facebook, de hecho, según una encuesta realizada por la CNBC y Associated Press en Estados Unidos, casi la mitad de los estadounidenses piensan que Facebook está pasando de moda.

Vemos algunos motivos que pueden servirte para desaparecer de Facebook:

La privacidad

La privacidad en Facebook

Nada más entrar a Facebook se nos pide poner nuestro nombre, el lugar y fecha de nacimiento, el correo electrónico, el número de teléfono, si estamos solteros o en una relación y con quién, nuestro puesto de trabajo y la compañía, etcétera. La lista es interminable, al igual que la letra pequeña del momento en el que aceptamos las condiciones de privacidad del sitio. Toda la información que recaba Facebook, la red que más sabe sobre nosotros, es muy sensible y puede llegar a manos ajenas. Pero el problema es que la información que no introducimos nosotros, también está comprometida. Los “me gusta” suponen un rastro de nosotros, al igual que lo hacen las series, películas y libros preferidos.

Como es lógico, existen usuarios que aportan menos en sus perfiles de Facebook, pero aún así, la cantidad inmensa de información que tiene Facebook es impresionante. No es la única, ya que Instagram o Twitter también pueden recopilar información, pero no de un modo tan extenso como Facebook.

Tras las grandes filtraciones de datos de Facebook, han sido muchas las personas que han optado por desaparecer de la red social.