Quantcast

Cómo hacer unas gambas con curry espectaculares para la Navidad

La cocina india puede parecer complicada por la cantidad de preparaciones e ingredientes que, en ocasiones, piden sus recetas. Pero podemos tomarnos muchas licencias para inspirarnos en su gastronomía y así preparar platos tan sabrosos, fáciles y económicos como este curry suave con gambas congeladas. No hace ni falta acordarse de descongelarlas. Es un plato que además se puede adaptar sobre la marcha al gusto, para crear nuestras propia versión a la que poder recurrir siempre que queramos comer o cenar bien sin complicaciones.

No te cortes en usar la mezcla de especias que más te guste, añadiendo condimentos picantes o alguna guindilla al sofrito, si te gustan los sabores más picajosos. Esta vez hemos preferido ofrecer un condimento suave apto para todos los paladares. En lugar de espinacas puedes incluir espárragos verdes finos, judías verdes redondas, tirabeques o guisantes. O, simplemente, abundante cilantro fresco justo antes de servir, si eres de los que adoran esta hierba tan aromática. La leche de coco le da una cremosidad, sabor y suavidad muy especial, pero se puede sustituir por nata líquida, yogur griego o queso fresco batido desnatado.

Ingredientes

Cómo hacer unas gambas con curry espectaculares para la Navidad

La verdad es que para este tipo de receta vas a necesitar muchos ingredientes. Pese a esto, vas a poder encontrarlos de manera fácil en cualquier supermercado. Estas son las cantidades para cuatro personas.

Compra 450 gramos de colas de gambas congeladas, peladas crudas o cocidas, una cebolleta no muy grande y un pimiento verde italiano. Tendrás que usar también un trocito de jengibre fresco pelado, 1/4 de cucharadita de ajo granulado, una cucharadita de curry molido y media cucharadita de cúrcuma molida.

Por otro lado, usa media cucharadita de comino molido, una pizca de canela molida, 250 gramos de tomate troceado natural y leche de coco o nata o queso cremoso, aproximadamente tendrás que usar 200 ml. Termina con brotes de espinacas frescas u otra verdura cocinada previamente y que sean unos 150 gramos, pimienta negra molida, sal y aceite de oliva virgen extra.