Quantcast

Mascarillas: estas son las más seguras y cómodas para tus reuniones familiares

Las mascarillas van a hacer acto de presencia en las reuniones familiares de Navidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su uso para evitar los contagios masivos de Covid-19 en las reuniones típicas de estas fechas y así intentar que no haya una tercera ola a partir del mes de enero.

Este año van a ser unas Navidades diferentes y tenemos que adaptarnos a ellas para no dejarnos llevar por la tristeza. Puede parecer incómodo llevar mascarillas y practicar la distancia física con amigos y familia durante este tipo de celebraciones, pero hacerlo contribuye de forma significativa a que cada uno esté seguro y saludable. Aunque el riesgo cero de contagiarse solo ocurre cuando no se realizan estos eventos.

Ya que las comidas y cenas no se van a realizar al aire libre, es necesario tener el espacio ventilado, llevar la mascarilla puesta en todo momento (salvo para comer y beber) y mantener la distancia social de al menos un metro y medio. Por este motivo, te vamos a contar cuáles son las mascarillas más seguras y cómodas para llevar en tus reuniones familiares.

MASCARILLAS HIGIÉNICAS

Mascarillas: estas son las más seguras y cómodas para llevar en tus reuniones familiares

La opción más segura y cómoda es llevar la mascarilla higiénica en las reuniones familiares. Este tipo de mascarillas es el utilizado por la mayoría de la población, por lo que ya tienes que estar acostumbrado a ellas. Suelen estar compuestas de una o varias capas de material textil y pueden ser reutilizables o de un solo uso.

Estas mascarillas protegen a los demás y ejercen de barrera para evitar la posible transmisión del virus en personas que no sepan que están infectadas. Por lo que lo más recomendable es usarlas el mayor tiempo posible para reducir las posibilidades de contagiar a tus seres queridos en las reuniones familiares. El tiempo adecuado de uso de las mascarillas higiénicas es de 4 horas.

Es recomendable que lleves alguna mascarilla de más por si se te rompe o se mancha. Una mascarilla mojada pierde su eficacia, por lo que no pienses en aprovechar al máximo su uso si no va a cumplir la función por la que hay que ponérsela. Si te olvida llevar alguna de repuesto y se te rompe, no te pongas alguna mascarilla usada que te ofrezcan, solo acepta mascarillas que estén sin usar.