Quantcast

Cómo hacer que el bacon se quede perfecto en cuestión de segundos

Hoy te vamos a explicar dos métodos muy fáciles para conseguir un bacon crujiente perfecto y sin llenar toda la casa de humo, uno en microondas y otro en sartén. Realmente, no existe mucha razón en que, algo tan sencillo como cocinar unas lonchas de este tipo de carne, sea un alimento que se hace tan mal en tantos sitios. Son pocos los sitios en los que te puedes encontrar una panceta crujiente perfecta, sin estar quemada y sin estar chorreando grasa.

Así que si de vez en cuando te gusta añadir unas lonchas de este tipo de alimento a tus hamburguesas caseras, sigue leyendo porque te vamos a explicar dos métodos para conseguir unas buenas lonchas crujientes perfectas y, además, sin llenar toda la casa de humo. Simplemente vas a tener que utilizar este par de trucos que te vamos a contar.

En el horno

Cómo hacer que el bacon se quede perfecto en cuestión de segundos

Si en casa hay más de dos comensales es posible que necesitéis una maxi-sartén o freír en varias tandas. Entonces lo mejor es tirar de horno. Tan sólo hay que precalentar el horno a 200 ºC, cubrir la bandeja con papel de aluminio o para horno y colocar encima las lonchas de bacon.

Se mete la bandeja y a partir de 12 minutos se va echando un ojo a ver cómo va nuestro manjar. Para tiras de 3mm de grosor 15 minutos son perfectos. Al revés que en la sartén, el tostado es uniforme y se pierde quizás la gracia de que haya áreas más torradas que otras, pero queda crujiente y de sabor prácticamente igual.