Quantcast
jueves, 2 diciembre 2021 8:30

El Barça, en guerra interna con Koeman: su venganza si consiguen echarle

Ronald Koeman se irá matando: este es el chivato y este el traidor. El tiempo de Koeman al frente del FC Barcelona está llegando a su fin. La temporada empezó con mal pie, no solo por la pandemia y la crisis económica sino por la mala racha que atravesó al equipo futbolísticamente. sumando varias derrotas y muy pocos goles. situación que ha puesto en el ojo de los medios no solo a la plantilla sino también a la directiva.

Se puede decir que hay mucha tensión en el Camp Nou. La temporada 2020/2021 se ve un poco gris para el equipo culé, que está a 12 puntos de la cima en La Liga y la caída frente a la Juventus de Turín el pasado martes en la Champions no ayudan en nada. Quizás el entrenador fue otro de los errores que dejó la gestión de Josep María Bartomeu antes de marcharse, apostando por un técnico sin experiencia en clubes de este calibre.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina y según algunos medios, el entrenador neerlandés no llegará a estar para ese momento. Y es que en los últimos días muchos rumores se han intensificado alrededor del club culé, uno de ellos es la desconfianza que la plantilla tiene sobre la táctica de juego de su técnico, otra de los problemas que tiene Koeman con un jugador, el cual insulto en los vestuarios. 

La plantilla en contra 

Dicen que en los momentos difíciles como este es donde se ve la unión que hay en un grupo o, como en el caso del Barcelona, la ausencia de ella. Los problemas que está atravesando tiene varios factores. 

Por un lado, una plantilla que por años se acostumbró al éxito y a tener lo que quiere, irrespetando decisiones y eligiendo otras. Está acostumbrada a que los técnicos les hagan caso en sus peticiones. y por el otro está el holandés y su cuerpo técnico que se caracterizan, por tener una fuerte personalidad con unas ideas muy claras de lo que buscan pero que no siempre es la que funciona. 

Además, en las últimas horas se han dado a conocer unas acusaciones que dirigió el técnico culé en contra de un jugador de la plantilla, Riqui Puig, del que se sabía que no tenía una buena relación. Al parecer frente a todos sus compañeros, afirmó que era un chivato y un filtrador. que todo lo que sucedía en el vestuario se lo decía a la prensa. ahora, será culpable o inocente, aun no lo sabemos.