Quantcast

Qué es el calibre

El término calibre se asocia por lo general a la profundidad o diámetro que presenta el cañón de un arma de fuego, que consta de distintos elementos huecos en su interior lo cual permite determinar el tamaño del proyectil o bala que fue disparada por el mismo, ya que son diferentes como se indican y lo que permite determinar la bala utilizada en el arma especifica.

También se utiliza en física, el termino calibre al instrumento que permite realizar las medidas bien sea en el interior, exterior o profundidad de un objeto en otro ámbito de fabricación.  En la presente nos referiremos al instrumento que permite medir las escalas, como una regla. Su definición, historia, partes y cuáles son los instrumentos de medida más demandados.

Definición de calibre

Definición de Calibre

Conocido también como calibrador o pie de rey, el calibre es un objeto fabricado para medir espacios de interiores, exteriores o profundos en la industria. Es un objeto sumamente delicado, por lo tanto debe manejarse con mucho cuidado, precisión para no rayarlo y mucho menos dañarlo.

El calibre, ubicado en una división auxiliar, está separado en escalas de espacios similares sobre una división principal que permite dar lecturas exactas de una división por muy mínima que sea. Ambas escalas están en la misma dirección por ello la exactitud en los resultados de medición de un espacio.    

Historia del calibre

Historia del Calibre

La Historia de el calibre se remonta al siglo VI antes de Cristo (a.C), en la costa de Italia, en una isla denominada Giglio, donde se encontró un pequeño trozo con características parecidas a este objeto. Aunque era un instrumento raro, fue utilizado por romanos y griegos en sus mediciones, para conocer con exactitud las distancias.

También hay prueba de que un objeto similar a el calibre fue utilizado por la dinastía china, específicamente la dinastía Han en los años 200 a 220 después de Cristo (d.C). El mismo fue elaborado en un material diferente al actual, en bronce, e incluso en él se reflejaba con repetición su fecha de fabricación (día, mes y año).

Pero el Calibre o pie de rey como se conoce también,no fue sino hasta el año de 1492-1577, gracias al ingenio del matemático Pedro Nunes que se dio a conocer el Nonio o pie de rey. Para los años de  1580 al 1637, se le atribuye la invención del mismo al Geómetra Perrier Vernier, conociendo luego como pie de rey al  Vernier.

Aunque muchos alegan que lo que se conoce como el Calibre creado por ambos, son dos instrumentos diferentes, el creado por el matemático Pedro Nunes es el Nonio mientras que lo que realmente inventó Perrier Vernier es la regla de cálculo. Ambas inclusive sirven para definir escalas, distancias o profundidades.

Utilizada en tiempos antiguos para conocer cálculos precisos que nos faciliten los medidas de los objetos y así poder crear los mismos con los formas adecuados y no fallar o errar. Hoy podemos decir que hasta existe una herramienta para medir el nivel de humanización de las empresas.

Partes del calibre

Partes de El Calibre

El Calibre contiene 8 partes, y en su haber hay una regla que posee una medida en una parte de ella, que se moviliza de un lado a otro para indicar la medida de las dimensiones en profundidades, interior o exterior de lo que se desea medir, bien sea en milímetros, parte inferior, y en pulgadas, parte superior. El mismo consta de las siguientes partes:

  • Mordaza para medidas exteriores
  • Mordazas para medidas interiores
  • Sonda para medidas de profundidad
  • Escala de divisiones en centímetros y milímetros
  • Escala de divisiones en pulgadas y fracciones de pulgada
  • Nonio para la lectura de las fracciones de milímetros en que este dividido
  • Nonio para la lectura de las fracciones en pulgada en que este dividido
  • Botón de deslizamiento y freno.

De todas estas partes del Calibre, existen un par de partes esenciales del mismo para determinar su buen funcionamiento que son: la regla que se sirve de base de la misma y la que se mueve de un lugar a otro conocida como corredera, ya que la misma se desliza de un lado a otro de la regla, para obtener una medida exacta.

A cada momento de la medida, bien sea en el interior, exterior o la profundidad del mismo, al estar bien definida la posición de la regla o corredera en el lugar específico o correcto, no es posible obtener una lectura de la medida en la escala de la regla y en el nonio con mayor precisión sin equivocarnos.

Este instrumento, es decir, el calibre nos permite realizar las tres maneras de medir un objeto o espacio: exterior, interior y profundidad, ya que este instrumento nos permite ajustarlo hasta donde queremos para ser utilizado, partiendo desde el cero. Se le conoce como Calibre de Ajustador porque se adapta y es el más común de utilizar.

¿Cómo ha influido la tecnología en el calibre?

¿Cómo ha influido la tecnología en el calibre?

El calibre no ha sufrido merma en su uso con el trascurrir de los años, más bien se ha visto envuelta en un proceso de modernización, dando origen a un calibre digital, que mejora la calidad de la medición, todo para mejorar. Hay diferentes modelos de Calibre todo dependerá de quienes lo fabriquen y de las necesidades que desee cubrir (es decir el mercado a alcanzar).

Un ejemplo de calibre digital es aquel en donde en su línea de corredera no hay Nonios sino unos pulsos unidos a una pantalla digital que indica números o dígitos en su lectura. Cuando el mismo está cerrado se encuentra en cero todo y partiendo de allí, de esa lectura en cero, ya está listo para comenzar a medir.

El problema de mejorar el calibre por la tecnología es que aumentan sus costos y por lo tanto su precio. Lo cual es muy común por las inversiones que se realizan para mejorar la calidad del mismo. El calibre permite medir con precisión y si contamos con uno instrumento de mejor calidad, tanto en exactitud como en calidad de material de elaboración, es lógico que se aumente su precio.