Dime en qué país vives y te diré a qué dedicas tu tiempo

La estadística puede ser fascinante muchas veces. Tener a golpe de vista datos sobre diversas cuestiones que nos preocupan, intrigan e interesan es forma excelente de saciar nuestra curiosidad. Hay datos y cifras que parecen imposibles de conseguir, pero con paciencia, rigor y dedicación se puede saber casi todo. De forma aproximada, claro, pues la exactitud no es posible en este tipo de cuestiones. Y un buen ejemplo de ellos es este apasionante estudio estadístico sobre cómo emplean su tiempo las personas en diferentes países.

Echándole un vistazo a las tablas se rompen muchos prejuicios e ideas falsas y estereotipos que pudiéramos tener sobre tal o cual país. Por supuesto, se trata de una simple media estadística, pero no deja de tener gran interés. ¿Cuántas horas al día pasamos de media durmiendo, trabajando, viendo la televisión, comiendo, en actividades de ocio? Esta es la pregunta que se hizo el científico de datos Esteban Ortiz-Espina, que se propuso además comparar las distribuciones de uso del tiempo en diferentes países. Los resultados son ciertamente sorprendentes.

¿Cuánto tiempo dormimos?

Tiempo

Si a una persona cualquiera le preguntasen en qué país cree que la gente duerme más horas de media seguramente respondiese, por prejuicio, algún país del sur de Europa o del norte de África. Y estaría totalmente equivocada esa persona pero, como dice el refrán, “cría fama y échate a dormir”. Los datos dan una perspectiva muy distinta de quiénes son realmente los más dormilones del globo. Y se trata, ni más ni menos, que de los chinos, que de media duermen nueve horas y dos minutos al día.

El otro extremo de la tabla lo ocupa también un país asiático, Corea del Sur, cuyos ciudadanos duermen una media de 7 horas y 51 minutos todos los días. El resto de países estudiados se mantienen en las ocho horas y algo. En España estamos en las 8 horas y 36 minutos de media; nuestros vecinos portuguesas en 8 horas y 26 minutos; los franceses se quedan en las 8 horas y 33 minutos. Los menos dormilones en el continente europeo son los daneses, que se conforman con 8 horas y 9 minutos, y los irlandeses con su media de 8 horas y 11 minutos.