Quantcast

El Teatre Lliure de Barcelona reflexionará sobre los fallos en su programación

El Teatre Lliure de Barcelona reflexionará sobre «los fallos del sistema» a través de la veintena de espectáculos y actividades que conforman la programación de invierno, ha explicado en rueda de prensa este viernes el director de la sala, Juan Carlos Martel.

«En el Lliure persistimos y avanzamos de forma optimista pese a las dificultades», ha dicho, y ha añadido que defienden y entienden la cultura como un motor social y educativo; identitario y de cohesión de una comunidad, y sanitario por sus beneficios mentales.

Bajo esta perspectiva, con la programación de esta temporada quieren «alejarse de la mercantilización de la cultura y acercarse al ejercicio de la creación y el pensamiento», lo que a su juicio servirá para que se entienda la cultura como algo necesario.

El fascismo, la violencia y el suicidio serán algunos de los temas que traten las obras y actividades de la temporada de invierno, que estarán estructuradas en cuatro ejes temáticos: #SocEscena, #SocDigital, #SocCultura y #SocEducació.

CUENTOS PERSAS Y EL BIEN COMÚN

La primera obra que acogerá la sala en invierno es ‘Geologie d’une fable’, de la compañía libanesa Collectif Kahraba, una pieza para público familiar que explica con arcilla los orígenes de la humanidad a través de cuentos milenarios persas, que se podrá ver a partir del 23 de diciembre y hasta el 17 de enero en Montjuïc.

Del 14 al 24 de enero, se podrá ver en el Lliure de Gràcia la obra ‘Turba’, de la compañía Mos Maiorum –la compañía residente de la temporada pasada–, una propuesta entre ficción y documental que pretende «dar respuesta a la pregunta de qué hace que la gente se junte para defender el bien común».

La compañía residente de este año, La Línea, está elaborando «un recorrido para descubrir la Barcelona de la disidencia homosexual de los años 70 y 80» con la obra ‘José y la Barcelona disidente’, que se podrá ver del 17 al 21 de marzo.

‘KATHARSIS’, LORCA Y FASCISTAS

A finales de enero, se celebrará durante diez días la mesa redonda ‘Katharsis’, un espacio «que se plantea qué es el teatro, centrándose en las conferencias performativas», con artistas como David Espinosa, Núria Guiu y Adriano Galante, entre otros.

La sala también acoge del 3 al 14 de enero una coproducción con el Institut del Teatre de la Diputació de Barcelona dirigida por Marta Pazos, ‘Viaje a la Luna’, basada en el guion cinematográfico homónimo que Federico García Lorca escribió en 1929.

A su vez, el 5 y el 6 de febrero la compañía Teatro Nacional D. Maria II presentará ‘Catarina e a beleza de matar fascistas’ de Tiago Rodrigues en Montjuïc, que plantea si es «legítima la violencia para luchar por un mundo mejor», entre otras preguntas sobre la violencia.

SER JOVEN, POR MARTEL

Martel dirigirá por primera vez desde que es director del Lliure el docudrama escénico ‘La malaltia’, basado en ‘El mal de la juventud’ de Ferdinand Bruckner, que se pregunta qué significa ser joven, y trata temas como el suicidio, la prostitución o el sistema político actual, que a su juicio «asfixia a la juventud», y se podrá ver del 5 de marzo al 11 de abril.

Cierran la programación de invierno las tres piezas que conforman la Trilogía Pacífico de la compañía Azcona&Toloza –‘Extraños mares arden’, ‘Tierras del Sud’ y ‘Teatro Amazonas’–, sobre «la realidad neocolonial en la América del Sur de hoy», y ‘The Mountain’ de Agrupación Señor Serrano, sobre la verdad, la mentira, el acto y el simulacro.

DANZA CON QUINZENA METROPOLITANA

El Lliure también retoma su relación con la Quinzena Metropolitana de danza programando dos espectáculos: ‘Criaturas del desorden -ficciones botánicas-‘ de Elena Córdoba y ‘RRR’ de Frederic Amat, Cabosanroque y La Veronal.

A su vez, el Lliure online seguirá sumando contenidos con la pieza de teatro radiofónico ‘Maria lapidada’ de Debbie Turcker Green; colgará la grabación del espectáculo ‘La malaltia’, y repondrá dos de los clásicos para niños estrenados durante la primera ola de la pandemia: ‘Rei Liró’, de Jordi Oriol y Riki Blanco, y ‘Antígona (tragèdia antigota)’, de Helena Tornero y Pau de Nut.

De sus actividades culturales y educativas, el Lliure ha destacado la consolidación del espacio de participación ciudadana ‘La taula’, coordinado por Isaias Fanlo, y de la Escola de pensament, con tres sesiones dinamizadas por Marina Garcés y Albert Lladó.

También prosiguen los coloquios prefunción y postfunción; expone la muestra ‘Continuem buscant la tendresa’ de la fotógrafa Myriam Boulos en el Bar de Gràcia, y continúa con su programa educativo, que tiene la voluntad de integrar el teatro en el sistema educativo.