Quantcast

La Guardia Civil investiga a un joven por conducir ebrio y en sentido contrario

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha intervenido en un accidente de circulación, en la N-332 (Cartagena-Valencia), término municipal de Los Alcázares, ocurrido cuando un vehículo se incorporó en sentido contrario en la citada vía y colisionó contra otro usuario que circulaba correctamente.

Al parecer el presunto infractor circuló durante cuatro kilómetros en sentido contrario. De este modo, el conductor ha resultado investigado por la presunta autoría de tres delitos contra la seguridad, por conducir sin carné, hacerlo bajo la influencia de bebidas alcohólicas y conducción temeraria, según han informado fuentes del instituto armado en un comunicado de prensa.

Los hechos tuvieron lugar cuando el Centro Operativo de Tráfico (COTA) del sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia fue alertado de un accidente de circulación, a la altura del kilómetro 27,400 de la carretera N-332 (Cartagena-Valencia), término municipal de Los Alcázares, en el que se hallaban implicados dos vehículos.

Una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de Cartagena y una dotación de Policía Local de Los Alcázares se desplazaron al lugar y verificaron que se trataba de una colisión fronto-lateral entre dos turismos, en el que solo se habían producido daños materiales en los vehículos implicados.

Al parecer, el accidente se produjo cuando uno de los conductores se incorporó indebidamente a la autopista AP-7 desde San Javier (salida 782), circulando sentido Cartagena por los carriles sentido Alicante, recorriendo en torno a unos cuatro kilómetros en sentido contrario al estipulado hasta incorporarse a la N-332 donde colisionó contra otro usuario de la vía.

Después de atender a ambos conductores, los agentes identificaron a la persona que conducía en sentido contrario quien, además, presentaba indicios de haber ingerido alguna sustancia incompatible con la conducción.

Tras ser sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia, arrojó un resultado positivo de 0,72 y 0,59 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, superando en más del doble la tasa máxima permitida que es de 0,25 miligramos por litro.

El joven conductor, de nacionalidad moldava, de 20 años de edad y vecino de Torrevieja (Alicante), además, carecía de autorización administrativa para conducir, al no haberla obtenido nunca.

Por todo ello, resultó investigado como presunto autor de tres delitos contra la seguridad vial, circular de forma manifiestamente temeraria (sentido contrario en autopista) poniendo en peligro concreto la vida o la integridad de otros usuarios, conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas y conducir sin haber obtenido nunca el permiso de conducción. Además fue propuesto para sanción administrativa por carecer el vehículo de seguro obligatorio.

La persona investigada y las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de San Javier (Murcia).