Quantcast

Cómo evitar que el espejo de baño se empañe al ducharte

¿No te molesta que tu espejo del baño se empañe con el vapor después de ducharte? Esta es una de las cosas más molestas que puede pasarle a cualquiera, sales de la ducha y vez que todo el espejo se ha empañado a causa del vapor, y para colmo, si llegas a limpiarlo con la mano está dejará manchada la superficie del cristal. Pero existen algunas alternativas para solventar esta molestia.

A continuación conocerás algunos de los trucos más sencillos y prácticos para prevenir que tu espejo se vea empeñado por el vapor, y posiblemente ya tengas en casa alguno de los aditamentos necesarios para llevar a cabo esta labor.

Vinagre

Vinagre para el espejo

Utilizar vinagre es una de las alternativas para que tu espejo no se empañe cuando te duches. Para ello vas a necesitar mezclar 1 taza de agua y 1 taza de vinagre, revuelve y almacena en un atomizador. Después solo tendrás que aplicar la mezcla de manera directa sobre la superficie del espejo y luego limpiarla con una toalla de papel. Para mejorar los efectos de este método puedes añadirle a la mezcla unas gotas de jabón lavaplatos. Los efectos antiempañadura deberían durar al menos un par de días.

Jabón

Jabón para el espejo

Antes de entrar a la ducha puedes frotar suavemente 1 barra de jabón sobre la superficie del espejo. Asegúrate de cubrir todo el espejo y ten cuidado de no aplicar demasiada fuerza al momento de usar el jabón ya que puedes estropear el espejo. También puedes sustituir la barra de jabón por jabón líquido o vaselina. Si no quieres emplear este método en todo el espejo, puedes hacerlo solo es la zona que deseas se mantenga libre de vapor, como por ejemplo la zona en la que se suele reflejar tu rostro.

Champú

Champú para el espejo

El champú es también una buena alternativa para dejar a tu espejo libre de empañaduras. Solo necesitaras aplicar una pequeña cantidad de cualquier champú que tengas y aplicarlo sobre una toalla de papel, luego tendrás que pasar la toalla por toda la superficie del cristal y finalmente solo deberás limpiar el cristal con una toalla de papel limpia y así secar el espejo. Una recomendación es que para esto dobles la cantidad de champú que usas normalmente al lavar tu cabello, además de que debes secar todo el espejo para que no obtengas como resultado una imagen borrosa. Además puedes también usar esta misma técnica pero con espuma para afeitar o pasta de dientes.

Agua fría

Deja correr el agua fría de tu baño para tu espejo

En caso de que tengas prisas puedes dejar correr agua fría, la razón de esto es que la superficie de los espejos se empañan por la condensación de los vapores al entrar en contacto con algunas superficies frías. Para ello solo deberás abrir la ducha y dejar correr el agua fría por unos 30 segundos antes de que abras el agua caliente, de esta forma se mantendrá el frío en las zonas circundantes de la ducha y cuando comience a caer el agua caliente, los vapores no se condensarán tan rápidamente. Pero debes tener en cuenta que los efectos de este método solo durarán un tiempo antes de que los vapores comiencen a formarse, así que lo mejor en lanzarse un rápido baño si no quieres conseguirte con el espejo empañado al salir.

Cubre es espejo

Cubre el espejo de tu baño

Un tuco infalible, rápido y sencillo que evite que tu espejo se empañe es el de simplemente cubrirlo, ya sea con una toalla o una prenda de ropa, de esta forma podrás protegerlos de la humedad. En caso de que no puedas colgar la tela o la prenda por cómo está instalado tu espejo, solo debes dejar libre tu creatividad y conseguir alguna hendidura en la que puedas usar como apoyo para poder dejar la prenda y evitar que el vapor empañe el espejo.

Ventila el baño

Ventila para que no se empañe el espejo

Si lo tuyo no es aplicar técnicas caseras elaboradas ni nada de eso, puedes recurrir al viejo truco de ventilar el baño. Para esto solo tendrás que abrir alguna de las ventanas que pueda haber en la habitación, o si nadie vive contigo puedes incluso dejar la puerta del baño abierta, de esta forma podrás dejar que entren las corrientes de aire y así el vapor no tendrá tiempo de condensarse. Y aunque pueda parecer una buena idea en el verano, no es tan divertida durante el otoño o el invierno, así que es mejor que solo recurras a ella cuando el clima esté más cálido y así te evitarás pescar alguna enfermedad.

Secador de cabello

Secar el espejo con secadora

Si a último momento olvidaste de abrir la puerta o de aplicar alguno de los métodos sobre el espejo, no te preocupes y sigue con tu ducha. Al terminar puedes utilizar tu secador de cabello para eliminar las empañaduras mientras eliminar la humedad de tu cabello al mismo tiempo, así de práctico y sencillo es este truco. Solo tendrás que dejar el secador unos segundos cerca del cristal para que así el aire caliente seque la humedad que se pueda haber formado.

Así de simple puedes mantener tu espejo en perfectas condiciones.