Quantcast

Por qué deberías pasar por agua los frutos secos antes de comértelos

Los frutos secos y las semillas son alimentos muy saludables. Pese a lo que se ha considerado durante mucho tiempo, las ventajas que proporciona su consumo se imponen por mucho a los inconvenientes.  Eso sí,  debemos prestar atención a la cantidad que comemos para no abusar de las calorías. Los frutos secos los podemos comer crudos, tostados, e incluso remojados lo que tal y como os contamos hoy tiene muchos beneficios..  También existen otras opciones como comerlos fritos o con miel u otros aditivos pero, estas no son tan saludables.

Es cierto que hay muchas personas a las que los frutos secos como las almendras o los pistachos les producen malestar en el estómago o digestiones pesadas por eso es importante saber cómo debemos consumirlos para digerirlos mejor.

Los frutos secos aliados para nuestra salud

Por qué deberías pasar por agua los frutos secos antes de comértelos

Los frutos secos son una de las mejores fuentes que existen de grasas saludables como el Omega 3 y Omega 6 que nos proporciona la naturaleza. Por esto nos ayudan a cuidar el corazón y a luchar contra otras enfermedades. Pero además, tienen un gran poder saciante con lo que bien utilizados pueden ser un aliado para cuidar de nuestra alimentación y de nuestro peso. 

Para definir la cantidad ideal de frutos secos que debemos comer al día tendremos que tener en cuenta nuestras necesidades calóricas, especialmente si seguimos una dieta.  Sin embargo, podemos establecer una media que se sitúa entre los 15 y los 30 gramos diarios.  o lo que vendría a ser lo mismo, entre 4 y 10 piezas diarias.