Quantcast

Cómo protegernos de la Covid-19 en días de lluvia

En estos tiempos de lluvia son muchas las dudas que surgen con respecto a la protección frente al coronavirus. Tal y como en verano se decía que el calor ayudaba frente al virus ahora en invierno se dice lo contrario. En líneas generales, los expertos advierten de que la lluvia puede alterar la capacidad de filtración de nuestras mascarillas, por lo que disminuiría su actuación frente al virus. Por ello, los expertos recomiendan aparte de llevar un buen paraguas, llevar una o dos mascarillas de repuesto bien guardadas en nuestro bolso, mochila o bolsillo durante esta época de invierno. Pero veamos exactamente cómo protegernos de la Covid-19 en los días de lluvia.

Las mascarillas antes de salir al mercado han de superar varias pruebas, además de estar bajo las normas de seguridad preestablecidas. Expertos preguntados sobre las mascarillas mojadas coinciden en que el material del que están hechas las mascarillas cambia cuando se moja y su capacidad de filtración se puede ver afectada. De modo que no se han de mojar”.

Veamos las recomendaciones para protegernos frente a la Covid-19 en días de lluvia:

Mascarillas mojadas

La Covid-19 y las mascarillas mojadas

En estudios realizados ya en 2015, las mascarillas FFP2 muestran que al mojarse la penetración aumenta, es decir, la capacidad de filtración disminuye y nuestra protección frente al virus disminuiría.

Por otro lado, la OMS dice que, en el caso de que se mojen las mascarillas reutilizablesse dejen secar antes de volverlas a utilizar. Como explican algunos expertos, si una mascarilla se moja por nuestro sudor, respiración o saliva debemos desecharla al momento, pero si se moja por la lluvia la podemos secar y re-utilizar. Es un poco contradictorio todo, pero sobresale que si una mascarilla se moja, deja de filtrar adecuadamente, tanto quirúrgicas como de tela.

Por este motivo, la mayoría de los fabricantes de mascarillas nos dicen que nos deshagamos de ella en el momento en el que estén sucias o mojadas, ya que su efectividad no es suficiente para protegernos frente a la Covid-19 como cuando están limpias y secas.