Quantcast

Los piques más sonados entre los coaches de La Voz 2020

Muchas horas codo a codo como para que no aparezcan los roces y los piques. Al fin y al cabo es televisión, es espectáculo y es también, no lo olvidemos, competición. Los coachs de La Voz compiten en primer lugar por seleccionar a los mejores talentos de cuantos aspirantes acuden al plató de Antena 3. Luego les toca entrenar y formar a esos talentos, hacerles sacar de sí toda la fuerza que tienen, y esperar que sean los más votados por la audiencia y erigirse así como ganadores de este popular talent show musical.

Son ya ocho años los que lleva en antena el programa. En este tiempo los coach han ido cambiando. Por los sofás de La Voz han pasado artistas como Melendi, en 2012 y 2016, David Bisbal, Rosario Flores, Malú, Manuel Carrasco, Juanes y Luis Fonsi, que fue coach en el año 2019. Esta temporada, que arrancó el pasado mes de diciembre, tiene en dicho puesto a Antonio Orozco, que lleva ya cuatro ediciones a sus espaldas, Alejandro Sanz, Laura Pausini y Pablo López. Y aunque todos se llevan bien, es inevitable que haya roces.

Alejandro Sanz y Antonio Orozco

la-voz

Da la casualidad de que este año todos los coaches de La Voz son perros viejos del programa. Conocen sus dinámicas y son unos novatillos a los que se la puedan colar fácilmente. Todos se conocen al dedillo trucos y estrategias, además de conocerse entre sí y saber los gustos musicales del otro. Con eso tiene precisamente que ver una pequeña rencilla que tuvieron Antonio Orozco y Alejandro Sanz.

Pilar Bogado conquistó a los tres coaches hombres cantando flamenco. A Sanz le hubiese encantado llevásela a su equipo, y Orozco lo sabía. Precisamente por eso decidió bloquear a su compañero para que no pudiese aspirar a “competir” por la joven talento. Cuando se dio cuenta, al cantante madrileño se le vio con cara de contrariedad. “Yo todavía tengo bloqueos, y ya tienen tu nombre”, le advirtió Sanz, que prometió devolver la jugarreta.