Quantcast

Por qué existen los años bisiestos

El mundo es un completo mar de secretos. Y es que sí, cada cosa que nos rodea tiene una enorme significación que solemos escuchar a diario, pero realmente no conocemos en un sentido amplio su procedencia. Seguramente has oído hablar en diversas oportunidades sobre los años bisiestos. De hecho, los abuelos y las personas mayores son las que más conocimientos suelen tener de este tipo de contenidos.

Ante un población muy pegada a las tecnologías, la ciencia siempre ha ido desvelando los detalles que vienen relacionados al universo y todo aquello que nos rodea. Si con el calendario en sí tenemos un sinfín de curiosidades, con los años bisiestos todavía hay más por descubrir. Siempre es bueno tener muy claro este tipo de conceptualizaciones, ya que hay un dicho que dice que el conocimiento es poder, y si ese poder podemos usarlo para avanzar por el camino del bien, la verdad es que no debemos dudarlo ni un instante. Si eres amante de las curiosidades, este artículo va perfectamente contigo, así que quédate hasta el final.

Descubre el origen de los años bisiestos

Descubre el origen de los años bisiestos

Todo lo que nos rodea tiene un origen, y con los años bisiestos tenemos que apuntar sin duda alguna a la idea central que vino propuesta por Julio César, quien fue un político y militar romano, que en su momento le pidió al astrónomo alejandrino Sosígenes que le echara una manito en la manera de proponer una alternativa al calendario romano que fuera más apegado a la realidad, y a todo lo que iba relacionado con la rotación habitual de la Tierra.

Es así, como nuestro Planeta no solamente puede tardar 365 días en dar una vuelta al Sol sobre su órbita como pensamos todos los seres humanos, sino 5 horas, 58 minutos y 56 segundos más.