Quantcast
martes, 7 febrero 2023 0:33

Por esto no ha entrado Kai Havertz en el Real Madrid

-

A pesar de las dificultades en este mercado de fichajes veraniego, debido a toda la crisis económica que ocasionó el coronavirus a todos los clubes del mundo, hubo uno que pareció exento de ella; porque apostó con fuerza para reforzarse y armar un equipo temible con el que asaltar la Premier League nuevamente. Ese equipo no es otro que un Chelsea que destacó no solo por hacer comprar millonarias, también porque fueron de jugadores importantes llamados a liderar en un futuro y el último de ellos en llegar es una perla destinada precisamente a eso, nada más y nada menos que Kai Havertz.

Si bien muchos clubes estaban tras la pista del joven alemán, al final fue el equipo londinense el que pudo llevárselo. No obstante, otro de los clubes que estaba apostando fuertemente por él era el Real Madrid, pero al ponerse firme en su decisión de no contratar en este mercado de fichajes no le quedó más opción al mediapunta que elegir irse a Inglaterra a tratar de hacer historia. Con el Chelsea ya está sobresaliendo, pero en su decisión de enrolarse con los blues influyeron varias razones y no solo la que tiene que ver con el conjunto merengue.

Havertz sueña con alzar la Premier League

La Premier League es su campeonato favorito

Para el alemán, la última razón de irse al conjunto blue en lugar de al Real Madrid fue más que nada por lo emocionante que supondría obtener el título de la Premier League. El ex del Leverkusen comentó en la entrevista que ganar un título con el Chelsea tendría «un valor añadido»; porque con un equipo joven, en un proyecto nuevo y ante equipos de gran jerarquía, pues sería todo un desafío.

Esa clase de reto es lo que lo mueve como futbolista de élite y una de las cosas por las que juega este hermoso deporte. Aunque en el Madrid es cierto que Havertz hubiera disfrutado mucho, ese interés que puso el equipo Londres y todas esas cualidades que tenían, definitivamente fueron calves en una elección de la que no se arrepiente ni un poco.