Quantcast

Rafa Mora y otros colaboradores de “Sálvame” que han quedado como analfabetos

No es ninguna sorpresa enterarse de que para trabajar en “Sálvame” no te exigen tener un doctorado ni te piden que te pongas a recitar La Ilíada. La cosa es mucho más chusca, y el nivel de exigencia mucho más bajo. Los sueldos que se pagan, eso sí, seguro que son más altos que los de los doctores, y ni que decir tiene, que los de quienes se saben La Ilíada de memoria. Ciertamente, la cosa da rabia. Y el recurso fácil, el del orgullo herido, es burlarse de los colaboradores de “Sálvame” por ignorantes y analfabetos. Desde luego, algunos así lo han demostrado en sus intervenciones.

Es imposible esperar de “Sálvame” y otros realities un estilo retórico elevado, rico y plagado de referencias culturales. Cierto es que a Jorge Javier Vázques, presentador de ese programa y de otros tantos, sí que le gusta hacer gala de sus conocimientos culturales y literarios. Pero él mismo es consciente de que el nivel a su alrededor está muy lejos del suyo. No le hace falta más que intercambiar unas pocas frases con ellos para darse cuenta de que no está precisamente en una tertulia literaria. Estos son algunos de los colaboradores de “Sálvame” que han dejado en evidencia su escaso nivel cultural.

Anabel Pantoja

A la sobrina de nuestra tonadillera más famosa lo que le falla es, sobre todo, el idioma. La mujer lleva ya unos años tratando de hacerse un hueco en Telecinco y, aparte de ejercer como comentarista en “Sálvame”, recientemente ha protagonizado el reality “Sola/Solo”. A lo largo de estos años, la influencer instagramera y televisiva nos ha dejado varias perlas para el recuerdo. ¿Por dónde empezar?

Lo llamativo de Anabel Pantoja es que, pese a no dominar el inglés, ella se lanza a meter palabras en inglés en sus frases sin ton ni son. Y, claro, muchas veces mete la pata. Como aquella vez que quiso llamar cerdo a Kiko Matamoros en inglés y lo acabó llamando “rosa”. “Eres un pink”, le soltó, y todo el plató empezó a partirse de risa. Otra vez, tratando de dárselas de cosmopolita, le dio por decir un “pero” en inglés, y le salió tal cual se escribe: “but”.

Tampoco en cuanto a series y libros anda muy fina la sobrina de Isabel Pantoja. En una ocasión, estando ella comentando una cena entre María Patiño y Antonio Montero, dijo que la situación le recordaba a “’Cincuenta sombras de Grey”. Todos los presentes, muy conscientes del carácter erótico de ese libro, empezaron a partirse de risa. Pantoja no entendía, hasta que le tuvieron que explicar que ella en realidad se estaba refiriendo a “Anatomía de Grey”.