Quantcast

Galicia y Euskadi afrontan las elecciones con las dudas legales del derecho a voto de los positivos por Covid-19

Galicia y Euskadi afrontan este domingo unas elecciones autonómicas marcadas por la pandemia de Covid-19 y las dudas legales sobre la prohibición para que los positivos al virus puedan ejercer su derecho a voto, lo que afecta a unos 450 electores en la comarca gallega de A Mariña y a unos 200 en Euskadi.

En Galicia la controversia llegó hasta el Tribunal Supremo, que rechazó por «genérico» el recurso presentado por Unidas Podemos para garantizar las elecciones en A Mariña. Antes, la Junta Electoral Central (JEC) había avalado las medidas tomadas por la Xunta después de que Marea Galeguista y BNG exigieran la suspensión de las elecciones en la comarca afectada y de que otros grupos reclamaran medidas excepcionales para esos electores.

La JEC determinó que las medidas adoptadas por la Xunta de Galicia garantizan unas “condiciones adecuadas de circulación para poder acudir a votar, con la salvedad de segmentos reducidos de población por motivos sanitarios suficientemente justificados en el marco de la situación de pandemia en la que se están desarrollando las elecciones”.

En ese sentido, la Xunta había dejado claro que, a pesar del confinamiento de la comarca de A Mariña, los electores que tuvieran que entrar o salir para poder ejercer su derecho a voto podrían hacerlo.

Además, la JEC confirmó el rechazo de la Junta Electoral de Galicia a un recurso presentado por Ciudadanos en contra de la recomendación de la Xunta de llevar el sobre con la papeleta preparado desde casa, con el objetivo de reducir al mínimo imprescindible la permanencia de los electores en el centro de votación.

La JEC argumentó la necesidad de evitar aglomeraciones en lugares cerrados mientras persista el riesgo de contagio y reclamó “esmero” en la limpieza de los centros de votación. Esa celeridad en el ejercicio del derecho a voto, aseguró en su resolución, no cuestiona la igualdad y la pluralidad, ya que los electores dispondrán en los centros de todo lo necesario para ejercer su derecho.

Eso sí, la Xunta pidió a los positivos por Covid-19 que no vayan a los colegios electorales. De hecho, el consejero de Sanidad, Jesús Vázquez, advirtió de que se denunciaría ante la autoridad judicial a aquellos ciudadanos con PCR positiva que acudieran, al igual que a los aislados con síntomas de la enfermedad. Sin embargo, no se han especificado las medidas que se aplicarán para impedir que esos electores se acerquen a depositar su papeleta en la urna.

«TODOS» A VOTAR

De hecho, ayer durante la jornada de reflexión, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, hizo un llamamiento a «todos» los gallegos a ejercer su derecho al voto con «la prudencia exigida por la pandemia pero también con la contundencia requerida por la situación sanitaria, económica y social». Según detalló la Xunta, 2.234.152 ciudadanos están llamados a votar en las elecciones de este domingo en Galicia y podrán hacerlo en 3.952 mesas distribuidas en 2.395 colegios electorales. A esos electores censados en Galicia se suman 463.163 inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA).

Los electores contarán con más de 32 millones de papeletas y 3,3 millones de sobres de votación. Junto a las mascarillas quirúrgicas (más de 2,3 millones para cubrir el número de votantes) y el gel (más de 43.000 botes), en los colegios habrá más de 47.000 pantallas de protección para los miembros de las mesas electorales.

Además, unos 3.900 representantes de la administración autonómica se desplegarán en los colegios electorales con funciones de vigilancia y supervisión para asegurar el cumplimiento de las medidas de prevención de contagios.

PAÍS VASCO

En Euskadi se comunicó también por parte de la consejera de Salud, Nekane Murga, que unos 200 enfermos por Covid-19 no podrían ejercer su voto, entendiendo que están en la misma situación que otros contagiados, hospitalizados o no, que no han podido prever la petición de votar por correo y que tampoco podrán acudir a las urnas. La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán, alertó incluso de que los positivos que acudan a los colegios electorales podrian incurrir en la comisión de un delito.

Además de la prohibición para esas personas que han dado positivo, Murga explicó que las alrededor de 500 personas que están en observación pese a haber dado negativo en la PCR recibirían un mensaje en su móvil con instrucciones para votar, como no utilizar las cabinas de los colegios y llevar su voto preparado desde casa, además de lavarse las manos y llevar puesta la mascarilla.

Durante la jornada de ayer, la JEC también avaló las medidas que “de manera motivada, proporcionada y adecuada” había adoptado el Ejecutivo vasco para garantizar el derecho al voto en las elecciones de este domingo. Todo ello, precisó, “sin perjuicio de reiterar al Gobierno Vasco la necesidad de que mantenga con especial cuidado todas las medidas necesarias para garantizar la efectividad del derecho de sufragio, preservando la salud de los ciudadanos”.

En Euskadi, más de 3.500 personas, integrarán el dispositivo para la recogida y difusión del escrutinio. Además, el Ejecutivo vasco destaca que del censo electoral -con 1.794.316 votantes (1.718.318 residentes en el País Vasco y 75.998 residentes en el extranjero)- hay 68.790 jóvenes que votan por primera vez.

Los colegios en los que se podrá votar serán 761, con 2.678 mesas. En dichas mesas estarán 24.102 personas designadas por sorteo para ser titulares (8.034) o suplentes (16.068). Para estas elecciones se han preparado 17 millones doscientas mil papeletas y casi millón y medio de sobres, distribuidos tanto en las mesas de votación como para el voto por correo.

En cuanto al esfuerzo por garantizar la seguridad, un mínimo de 300 patrullas de protección ciudadana por turno estarán vigilantes y atentas a las necesidades de seguridad que puedan plantear los locales electorales a lo largo de la jornada.

SERVIMEDIA