Quantcast

Un cartero logra entregar un paquete dirigido a “algún lugar en Sheffield”

Un cartero británico logró entregar un envío de chocolate remitido a través del correo ordinario desde Suecia, y dirigido a “algún lugar en Sheffield”, en Reino Unido.

En una anotación apuntada sobre el sobre para el funcionario se resaltaba que se trataba de «material vital de supervivencia».

El remitente, Marten Wedebrand, en lugar de escribir la dirección, la cual no conocía, apuntó todos los datos que sabía del destinatario, incluido el nombre de su mujer, trabajos que había desempeñado y que «tenía un hijo, un perro o ambos».

El cartero Darrell Gilmour utilizó la información escrita en la paquete y la rastreó en las redes sociales para tratar localizar al destinatario. Tras conseguirlo, le envió un email.

«Recibí un mensaje de Darrell Gilmour el lunes por la noche», explicó David Easson, el destinatario, en declaraciones a la ‘BBC’.

El chocolate había sido enviado a Easson, vecino de Sheffielfd, que destacó el “gran trabajo de investigación” que realizó el funcionario. El paquete contenía seis tabletas de Kvikk Lunsj, una chocolatina similar a un Kit Kat.

Wedebrand y Easson habían trabajado juntos en los Juegos Olímpicos de la Juventud celebrados en Noruega en 2012, donde el segundo se aficionó a este tipo de dulce.

“Tenía este vicio en Noruega, desde entonces, los echaba de menos”, dijo Easson.