Quantcast

Así se gestó la rectificación del Gobierno sobre la salida de niños

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció a las nueve de la noche de este martes que el Gobierno permitiría que los niños menores de 14 años salieran a la calle a “dar paseos” a partir del domingo.

Illa matizó así la decisión adoptada esa misma mañana por la mañana por el Consejo de Ministros, y que fue anunciada por la portavoz. María Jesús Montero, minutos antes de las 3 de la tarde, afirmó que sólo permitía que los menores salieran a la calle para acompañar a sus padre en los supuestos permitidos en el estado de alarma: ir al supermercado, a la farmacia o al banco. Nada de paseos.

Este miércoles el presidente del Gobierno explicaba el motivo de la rectificación. «Pecamos de prudentes, nuestros hijos e hijas lo son todo», aseguraba.

¿QUÉ PASÓ EN ESAS 6 HORAS?

El cambio de criterio en el Gobierno tuvo dos razones:

En primer lugar en Moncloa saltaron las alarmas a la vista de lo que estaba ocurriendo en las redes sociales. Rechazo absoluto por parte de la gran mayoría que no entendía cómo se dejaba salir a los niños para meterlos en otros espacios cerrados, como son los supermercados, donde había más riesgo de contagio que en las propias casas.

<blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»es» dir=»ltr»>A partir del lunes 27 de abril, los niños menores de 14 años, esos que son incontrolables, que no van a guardar la distancia de seguridad y que lo tocan todo por donde pasan, podrán ir a los supermercados con los padres.<br>No se puede ser más inútil que este Gobierno. <a href=»https://t.co/P6uBz93IUU»>pic.twitter.com/P6uBz93IUU</a></p>&mdash; Mi otro yo ?? (@Miotroyo2parte) <a href=»https://twitter.com/Miotroyo2parte/status/1252628502135832576?ref_src=twsrc%5Etfw»>April 21, 2020</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

Otra de las decisiones que obligó a Moncloa a rectificar fue la posición en contra que recibió de muchos de los partidos políticos que este miércoles debían apoyar al Gobierno en la prórroga del estado de alarma. Si Sánchez no dejaba salir a los niños a dar paseos, quizá no tuviera la mayoría necesaria en el Congreso para sacar adelante tan importante prórroga.