Quantcast

El tráfico de vehículos cae un 91%, nuevo récord en el estado de alarma

Los desplazamientos por carretera del pasado fin de semana bajaron cerca de un 91% tanto en los viajes largos como al entrar y salir de las grandes ciudades, lo que supone un descenso récord desde que el Gobierno decretara el estado de alarma pocos minutos antes de acabar el pasado 14 de marzo debido a la pandemia del Covid-19, enfermedad causada por el coronavirus.

Este fin de semana iba a ser una buena piedra de toque del cumplimiento del estado de alarma por parte de los ciudadanos porque coincidió con el inicio de la Semana Santa, una época que suele coincidir con millones de movimientos en carretera para disfrutar de ese periodo festivo. Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil multiplicaron los controles, tanto de día como de madrugada.

Los primeros datos demuestran que esta Semana Santa va a ser atípica. Según la DGT, el tráfico de salida y entrada de las principales ciudades españolas descendió un 91% este domingo en comparación con otros días equivalentes sin estado de alarma

Esos porcentajes variaron este miércoles en la selección escogida de lugares: 94,5% en Málaga; 93,5% en Barcelona; 93% en Bilbao; 92% en Baleares; 91,5% en Madrid; 91% en Sevilla y en Valencia; 87% en Zaragoza y 85,5% en Valladolid.

Hasta ahora, el mayor descenso en el acceso a las ciudades durante el estado de alarma se produjo el domingo 29 de marzo, con un 87%, que fue el mismo porcentaje que el del pasado sábado, 4 de abril.

VIAJES LARGOS Y TRANSFRONTERIZOS

Por otro lado, este domingo hubo 101.047 movimientos largos en carretera (es decir, más de 50 kilómetros), esto es, un 90,73% menos de lo normal. Hasta ahora, el día con mayor descenso en el estado de alarma fue el domingo 29 de marzo, con un 88,26%.

Dentro de los desplazamientos de largo recorrido también hubo récords tanto por lo que se refiere a los vehículos ligeros (95,48%) como pesados (50,75%).

Y el tráfico transfronterizo descendió este domingo un 92,77% (un 93,46% en carreteras entre España y Francia, y un 92,08% entre España y Portugal). La mayor caída hasta entonces tuvo lugar el 29 de marzo, con un 91,64%.

MENOS DENUNCIAS

Esta menor movilidad tuvo su traslación en que agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil denunciaron este fin de semana a 3.157 conductores por realizar desplazamientos indebidos por carretera hacia segundas residencias, menos que en los dos anteriores fines de semana.

El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, aportó este dato este lunes en la rueda de prensa ofrecida en el Palacio de La Moncloa tras la reunión diaria del Comité de Gestión Técnica que analiza la evolución del coronavirus en España.

La DGT y la Guardia Civil volvieron a intensificar este fin de semana los controles en las carreteras de salida de las grandes ciudades para evitar viajes a segundas residencias con motivo del fin de semana y de la proximidad de la Semana Santa. Este año sólo están permitidos los desplazamientos de servicios esenciales con motivo del estado de alarma por la pandemia del Covid-19.

Además de los controles móviles en cualquier tipo de vía, establecieron 150 puntos fijos de control e incrementaron los controles nocturnos para evitar que durante la Semana Santa se produzcan desplazamientos injustificados aprovechando las horas de madrugada, en las que se cree que la vigilancia es menor.

Por ello, la Guardia Civil realizó este fin de semana 18.444 controles, según apuntó Santiago, en los que formularon 3.157 denuncias. Una de ellas fue a un conductor en una carretera de Sevilla, que decía que acababa de comprar una bombona de butano, pero acabó reconocimiento que iba a tomarse unas copas con unos amigos. No obstante, dio positivo en la prueba de alcoholemia.

El primer fin de semana completo desde que se declaró el estado de alarma (21 y 22 de maro) concluyó con casi 4.000 denuncias interpuestas por agentes de la Guardia Civil a conductores que circulaban indebidamente. Al fin de semana siguiente (28 y 29 de marzo) hubo 7.096 controles y 3.695 conductores fueron denunciados.

El pasado fin de semana, los controles aumentaron a 18.444 y las denuncias bajaron a 3.157, lo que llevó a Santiago a desmentir algunas afirmaciones de alcaldes de Cantabria y de Murcia de que se habían incrementado los desplazamientos desde lugares como Madrid hacia segundas residencias. «Los datos no avalan esa tesis», sentenció.

SERVIMEDIA