Quantcast

Calviño aboga por abordar la subida del SMI con empresarios y sindicatos para lograr un “equilibrio” con la generación de empleo

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, abogó este lunes por negociar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) dentro del marco del diálogo social, ya que empresarios y sindicatos saben “muy bien” la importancia de alcanzar un “equilibrio” entre elevar su cuantía y crear empleo.

Calviño explicó en Bruselas, donde ha asistido a la reunión del Eurogrupo, que “todos” somos conscientes de que aumentar el SMI es “positivo” por cuanto mejora la capacidad adquisitiva de los trabajadores y la renta disponible de las familias.

Pero a renglón seguido relató que también hay conciencia generalizada de lo “importante y prioritario” que es “seguir garantizando el crecimiento económico y la generación de empleo”. No se refirió de forma directa a ello pero sus afirmaciones tienen lugar después de las advertencias de que la subida del SMI inhiba la contratación y destruya empleo.

“Es bueno dar una oportunidad al diálogo social, a los representantes de los trabajadores y a los representantes de los empresarios, que saben muy bien la importancia de mantener este equilibrio”, refirió.

La vicepresidenta económica quitó, por otro lado, hierro a la rebaja de las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ahora espera que España crezca un 1,6% este año y el próximo, cuando en octubre auguraba una expansión del 1,8 y 1,7% del PIB.

Calviño justificó que haya rebajado su previsión para España por encima del ajuste aplicado a otros países a que su último cuadro macroeconómico no recogía la nueva metodología del Instituto Nacional de Estadística (INE), causante de gran parte de la revisión.

En contraste puso de relieve que “todos los organismos coinciden” en considerar que España “crecerá durante 2020 por encima de la UE y que está en una senda de crecimiento que se mantendrá en los próximos años”.

SERVIMEDIA