Quantcast

Un avión derrama combustible por una emergencia y deja 60 heridos en varias escuelas de Los Angeles

Un avión comercial fletado por la compañía norteamericana Delta Airlines se vio obligado este martes a desprenderse de parte de su combustible cuando estaba en el aire y dejó 60 heridos en varias escuelas de Los Angeles, California, en los Estados Unidos.

Un colegio situado a unos 22 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Los Angeles, en la localidad de Cudahy, fue el más afectado por el combustible. En este centro 11 adultos y 20 niños resultaron heridos por quemaduras o problemas respiratorios, informó el Cuerpo de Bomberos en un mensaje publicado en Twitter.

“Los estudiantes y el personal se encontraban en el patio de la escuela en ese momento y pueden haber sido rociados con combustible o haber inhalados sus gases”, informó por su parte el centro educativo.

Cerca de 70 personas, entre bomberos y personal médico, asistieron a los heridos, los cuales tuvieron que someterse a un baño con agua y jabón para paliar los efectos del combustible, aunque ninguno de los afectados tuvo que ser trasladado al hospital.

El vuelo de Delta viajaba con destino Shanghái y tuvo que regresar al aeropuerto de Los Angeles tras 25 minutos en el aire por problemas mecánicos. Para ello se vio obligado a deshacerse de parte del combustible y “reducir el peso durante el aterrizaje” , declaró un portavoz de la compañía.

“Poco después del despegue, el vuelo 89 de LAX a Shanghai experimentó un problema con un motor, que obligó a la aeronave a regresar (…). El avión aterrizó de manera segura después de una liberación de combustible de emergencia para reducir el peso de aterrizaje”, informa ‘ABC7’.

La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) ha anunciado que abrirá una investigación para conocer si el piloto siguió el protocolo establecido para esta clase de emergencia, ya que”los procedimientos requieren que el combustible sea vertido sobre áreas despobladas designadas”, aseguraron desde el organismo.

“Existen procedimientos especiales de descarga de combustible para aeronaves que operan dentro y fuera de cualquier aeropuerto importante de los Estados Unidos”, dijo la FAA en un comunicado.

“Estos procedimientos requieren que el combustible sea vertido sobre áreas despobladas designadas, típicamente a altitudes más altas para que el combustible se atomice y disperse antes de llegar al suelo”, concluyen.