Quantcast

Ribera aboga por el “equilibrio” entre economía, personas, medio ambiente y territorios

La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, destacó este lunes que uno de los grandes temas de la legislatura que acaba de comenzar con el nuevo Gobierno es trabajar por el “equilibrio” entre economía, personas, medio ambiente y territorios.

Ribera hizo esta consideración en un acto celebrado en la sede de su departamento, en Madrid, donde el auditorio se quedó pequeño porque muchos asistentes tuvieron que escuchar sus palabras de pie por falta de asientos suficientes.

La anfitriona estuvo acompañada sobre el escenario de la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya.

Ribera destacó que, aunque mantiene buena parte de las competencias de la anterior legislatura, en su nueva etapa hay dos consideraciones “muy importantes y muy emotivas”. La primera de ellas es que por primera vez España contará con “una Vicepresidencia ‘verde’” en un Ejecutivo, que se suma a otras economías y políticas. Ello permitirá dar más peso a la “agenda ambiental”.

La otra se refiere al reto demográfico, lo que implica trabajar por la “equidad” entre los ciudadanos de “una España que se concentra en el centro y la periferia, y que se olvida de ese círculo central que queda entre Madrid y la costa”.

Ribera señaló que este asunto debe formar parte de “la prioridad de la acción política”, pese a que “durante mucho tiempo” haya quedado de lado por “una especie de ilusión óptica pensando que lo progresista y lo moderno era abandonar el campo y venir a la ciudad”, lo que conlleva, por ejemplo, la “enorme paradoja de gentes que dejaban sus hogares para llegar a la ciudad, donde apenas podían pagar el alquiler de sus casas y malvivían”.

Por otro lado, Ribera apuntó que la economía ya es “circular”, no “lineal” y que el Gobierno trabajará para alcanzar la neutralidad climática en 2050, esto es, que las emisiones de gases de efecto invernadero que se expulsen a la atmósfera sean compensadas por las que puedan absorber los ecosistemas naturales.

SERVIMEDIA